Se teme que decenas de ucranianos fallecieron en una escuela

Se teme que decenas de ucranianos fallecieron el domingo en Luhansk después de que una bomba rusa derribó una escuela donde había unas 90 personas en el sótano, mientras que las tropas ucranianas ...

Se teme que decenas de ucranianos fallecieron el domingo en Luhansk después de que una bomba rusa derribó una escuela donde había unas 90 personas en el sótano, mientras que las tropas ucranianas se negaban a rendirse en una planta de acero sitiada en el estratégico puerto de Mariúpol.

El gobernador de la provincia de Luhansk, una de las dos áreas que conforman el corazón industrial del este conocido como Donbás, dijo que la escuela en el pueblo de Bilohorivka se incendió después del bombardeo del sábado. Los equipos de emergencia encontraron dos cuerpos y rescataron a 30 personas.

Lo más probable es que las 60 personas que permanecen bajo los escombros ahora estén muertas, escribió el gobernador Serhiy Haidai en la aplicación de mensajería Telegram. Los bombardeos rusos también mataron a dos niños, de 11 y 14 años, en la cercana ciudad de Pryvillia, dijo.

El mayor conflicto europeo desde la Segunda Guerra Mundial se ha convertido en una dura guerra de desgaste debido a la defensa inesperadamente eficaz del ejército ucraniano. Dado que no lograron capturar la capital ucraniana, Kiev, las fuerzas rusas han atacado ciudades, pueblos y aldeas en el este y el sur de Ucrania, pero no han ganado mucho terreno, según analistas militares occidentales.

Para demostrar el éxito a tiempo para el Día de la Victoria que se conmemora el lunes en Europa, el ejército ruso busca completar la toma de Mariúpol, que ha estado bajo un ataque implacable desde el comienzo de la guerra el 24 de febrero. La enorme planta siderúrgica junto al mar donde aproximadamente 2.000 combatientes ucranianos mantienen resistencia es la única parte de la ciudad que no está bajo control ruso.

Todas las mujeres, niños y ancianos civiles que se habían refugiado con los combatientes en la planta de Azovstal terminaron de ser evacuados el sábado. Las tropas que aún están adentro se han negado a rendirse; se cree que cientos están heridos.

Después de que los rescatistas evacuaron a los últimos civiles, el presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy, dijo en su discurso diario por video el sábado por la noche que el trabajo continuaría el domingo para asegurar los corredores humanitarios para que los residentes de Mariúpol y las ciudades circundantes puedan salir.

El gobierno ucraniano se ha puesto en contacto con organizaciones internacionales para tratar de garantizar un paso seguro para los combatientes que permanecen en los túneles y búnkeres subterráneos de la siderúrgica.

El líder ucraniano tendrá conversaciones en línea el domingo con el primer ministro británico Boris Johnson, el presidente estadounidense Joe Biden y líderes de otros países del Grupo de los Siete. La reunión virtual está destinada en parte a mostrar la unidad entre los aliados occidentales en el Día de la Victoria, que marca la rendición de la Alemania nazi en 1945.

Por otra parte, analistas militares occidentales afirmaron que la contraofensiva ucraniana avanzaba en torno a la segunda ciudad más grande del país, Járkiv, aun cuando esta continuaba siendo un objetivo crucial del fuego de artillería de las fuerzas rusas.

El Ejército de Ucrania dijo que las fuerzas rusas en retirada destruyeron tres puentes en una carretera al noreste de la ciudad para tratar de frenar el avance ucraniano.

Las autoridades ucranianas han advertido que los ataques se agravarán a medida que se acerque la efeméride del lunes en la que Rusia festeja Día de la Victoria mientras el presidente Zelenskyy exhortó a los ucranianos a estar atentos a las alarmas de ataque aéreo. Se cree que el presidente ruso, Vladimir Putin, quiere proclamar algún tipo de triunfo en Ucrania cuando hable a las tropas en la Plaza Roja el lunes.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo el sábado que Zelenskyy y su pueblo encarnan el espíritu de aquellos que prevalecieron durante la Segunda Guerra Mundial.

Blinken acusó al presidente Putin de intentar desvirtuar la historia en un intento para justificar su guerra no provocada y brutal contra Urania.

Conforme la guerra arrasa otra vez en Europa, debemos incrementar nuestra determinación para resistir a aquellos que ahora buscan manipular la memoria histórica para el avance de sus propias ambiciones, afirmó Blinken en un comunicado mientras Estados Unidos y Gran Bretaña conmemoraban la victoria aliada en Europa.

La lucha más intensa en los últimos días tuvo lugar en el este de Ucrania, donde ambos bandos están trenzados en una batalla intensa para capturar o recuperar territorios. La ofensiva de Moscú en la zona se ha centrado en la región industrial del Donbás, donde separatistas apoyados por Rusia están en lucha desde 2014.

Moscú también ha intentado arrasar el sur de Ucrania, tanto para aislar al país del mar y conectar su territorio con la escindida región de Transnistria en Moldavia, desde hace mucho tiempo hogar de las tropas rusas, pero ha batallado para alcanzar dichos objetivos.

El sábado, seis misiles cruceros rusos lanzados desde aeronaves cayeron en la región de Odesa, en donde las autoridades implementaron un toque de queda hasta la mañana del martes. En videos publicados en redes sociales, se ve una gruesa cortina de humo negro cubriendo Odesa mientras en el fondo sonaban sirenas.

El ayuntamiento de Odesa dijo que cuatro de los misiles cayeron en una compañía de muebles y que las ondas de choque, así como escombros convertidos en esquirlas, causaron fuertes daños a edificios de apartamentos de gran altura. Los otros dos misiles dieron en el aeropuerto de Odesa, donde la pista fue dañada en un taque ruso previo.

Las sirenas de ataque aéreo sonaron varias veces a primeras horas del domingo, dijo el ayuntamiento.

Fotos satelitales analizadas por The Associated Press muestran a Ucrania atacando la isla de las Serpientes controlada por Rusia en un intento por impedir los esfuerzos rusos para controlar el Mar Negro. En imágenes satelitales tomadas la mañana del sábado por Planet Labs PBC se ve que la mayoría de los edificios de la isla habían sido destruidos por ataques de drones ucranianos, así como lo que parece ser una lancha de desembarco clase Serna en la playa norte de la isla.

___

Reportaron desde Ucrania Jon Gambrell y Yuras Karmanau en Léopolis, Yesica Fisch en Bakhmut, David Keyton en Kiev y Mstyslav Chernov en Jarkiv. Personal de The Associated Press en todo el mundo contribuyeron a este despacho.