Preocupa gestión del espacio aéreo de Ciudad de México

Diversos pilotos y compañías aéreas han expresado su preocupación por el aumento de incidentes potencialmente peligrosos en el espacio aéreo de Ciudad de México desde que fue rediseñado para al...

Diversos pilotos y compañías aéreas han expresado su preocupación por el aumento de incidentes potencialmente peligrosos en el espacio aéreo de Ciudad de México desde que fue rediseñado para albergar un segundo aeropuerto.

En el último año se registraron al menos 17 incidentes de alertas en el sistema de advertencia de proximidad al suelo (GPWS, por sus siglas en inglés) de los aviones con destino al Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México, según una carta que la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés), que representa a unas 290 aerolíneas, escribió esta semana al jefe de los Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (SENEAM), la agencia gubernamental responsable de la gestión del espacio aéreo.

Como usted sabe, estas alarmas, sin la pronta acción de la tripulación de vuelo, pueden conducir a un escenario de impacto controlado contra el suelo (CFIT), considerado por la industria uno de los indicadores de más alto riesgo en la seguridad operacional, y con mayor índice de siniestralidad, así como de fatalidades, decía la carta. El organismo mexicano remitió el viernes una solicitud de comentarios a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Según la asociación, el principal factor de estos incidentes parece ser el hecho de que los controladores aéreos no utilizan la fraseología estándar en su comunicación con las tripulaciones de vuelo. Solicitó una reunión con las autoridades de aviación mexicanas lo antes posible.

Por su parte, la Federación Internacional de Asociaciones de Pilotos de Líneas Aéreas (IFALPA) emitió un boletín de seguridad en el que llamaba la atención sobre este tipo de incidentes, así como sobre los aviones que aterrizan con muy poco combustible tras verse obligados a dar vueltas en círculo de forma inesperada o a desviarse a otros aeropuertos debido a los retrasos excesivos. También citó avisos significativos de los sistemas de advertencia de proximidad al suelo, incluido un caso de situación cercana a colisión.

Los incidentes ocurrieron después de la inauguración del nuevo Aeropuerto Internacional Felipe íngeles, al norte de la capital mexicana, en marzo.

La terminal aérea era uno de los proyectos emblemáticos del presidente Andrés Manuel López Obrador después de que canceló el aeropuerto parcialmente construido por el gobierno previo, cuyo propósito era reemplazar al aeropuerto Benito Juárez.

En ese momento surgieron preocupaciones de que el plan de López Obrador de operar dos aeropuertos de forma simultánea podría crear problemas sobre la capital. La carta de la IATA señala que los incidentes se han reportado a partir de la implementación de la primera fase del rediseño del espacio aéreo en el Valle de México.

El boletín de la federación de pilotos también mencionó como un factor de los incidentes el hecho de que los controladores de tráfico aéreo no utilicen la fraseología estándar, y dijo que parecería que con la apertura de ese nuevo aeropuerto rediseñado, (el control de tráfico aéreo) aparentemente ha recibido poca capacitación y apoyo sobre la forma en que hay que operar esta nueva configuración en el espacio aéreo.

Los tripulantes han recibido autorizaciones que no se adhieren a las restricciones de proximidad al terreno en rutas usadas para llegar al aeropuerto Benito Juárez, indica el boletín. La IFALPA se negó a comentar más allá de lo expresado en su boletín y refirió las preguntas a su filial en México.

El miércoles, el subsecretario de Transportes de México Rogelio Jiménz Pons le dijo a la prensa local que el gobierno ha decidido reducir en 20% el número de vuelos que aterrizan en el aeropuerto viejo. No mencionó el boletín de seguridad ni los incidentes reportados.

La reducción iniciará en julio y podría desviar unos 10 vuelos diarios al nuevo aeropuerto. El gobierno ya había dicho que cualquier vuelo nuevo programado a la Ciudad de México tendrá que usar el Felipe íngeles, pero la nueva reducción aplica a algunas de las rutas existentes.

Jiménez Pons dijo que el viejo aeropuerto tiene que reducir el tráfico porque está saturado y necesita renovaciones. Agregó que las aerolíneas pueden optar por volar a la terminal Felipe íngeles o al más lejano y prácticamente en desuso aeropuerto de la ciudad de Toluca, sobre un paso de montaña al oeste de la capital del país.

La asociación mexicana de pilotos, miembro de la federación internacional, dijo el jueves que solicitó una reunión con las autoridades aeronáuticas mexicanas para discutir la situación y compartir la experiencia de sus pilotos.

Pidió a los SENEAM que atienda los reportes de pilotos mexicanos y extranjeros, buscando, en primer lugar, la seguridad de las operaciones aéreas y la eficiencia de nuestro espacio aéreo.

Hace un año, reguladores de Estados Unidos redujeron la calificación de la seguridad a la aviación de México, una medida que evita que las aerolíneas mexicanas aumenten el número de vuelos a Estados Unidos.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) determinó que la capacidad de México para supervisar a sus aerolíneas no cumple con los estándares establecidos por la Organización de Aviación Civil Internacional. Esos estándares abarcan una amplia gama de temas, incluida la experiencia técnica del regulador, procedimientos de inspección y mantenimiento de registros.

La carta de la IATA aludió a esa situación y señaló que estos incidentes sin duda no ayudan en el proceso en el que se encuentra inmerso México, para intentar recuperar la categoría 1 IASA, que fue retirada por la FAA el año pasado.

La Cámara Nacional de Aerotransportes de México pidió a las autoridades de aviación del país atender con la más alta prioridad los reportes que se le han hecho desde hace meses y permita conocer el diagnóstico y las medidas de mitigación de riesgos que correspondan.

__

El periodista de Associated Press David Koenig en Dallas contribuyó a este despacho.