Clan del Golfo lanza amenazas tras extradición de "Otoniel"

El Clan del Golfo ha difundido amenazas y hostigado a la población en sus zonas de influencia en Colombia en retaliación por la extradición a Estados Unidos de su máximo jefe, Dairo Antonio Úsuga...

El Clan del Golfo ha difundido amenazas y hostigado a la población en sus zonas de influencia en Colombia en retaliación por la extradición a Estados Unidos de su máximo jefe, Dairo Antonio Úsuga David, mejor conocido como Otoniel.

El ministro de Defensa, Diego Molano, encabezaba el viernes un consejo de seguridad extraordinario con las autoridades locales de los departamentos de Bolívar, Córdoba y Sucre, al norte del país, para definir acciones urgentes.

Úsuga David, considerado el narcotraficante más peligroso de Colombia, fue extraditado el miércoles y ahora enfrenta cargos de narcotráfico ante una corte del distrito este de Nueva York, ante la que el jueves se declaró inocente.

La organización de tráfico de drogas Clan del Golfo inició la víspera un paro armado -una directriz que busca restringir la libre movilidad bajo amenaza- que se sostendría hasta el 10 de mayo y con el que buscan impedir la realización de actividades económicas y sociales.

El Clan del Golfo ha sido señalado por las autoridades como el presunto autor de acciones violentas en las últimas horas, como la incineración de vehículos y el asesinato de un comerciante que se habría negado a seguir sus órdenes.

Las calles de varios municipios, incluidas las de la capital de Córdoba, han lucido desoladas con la mayoría de su comercio cerrado. Como una medida preventiva, los mandatarios locales suspendieron las actividades escolares el viernes en los departamentos de Sucre y Córdoba.

Las autoridades colombianas calculan que el Clan del Golfo tiene más de 3.500 personas entre sus filas dedicadas a ilícitos como el narcotráfico y la extorsión. Bajo el mando de Otoniel, el Clan del Golfo alcanzó la capacidad de exportar unas 20 toneladas mensuales de cocaína hacia una veintena de países.

La captura de Úsuga David en octubre de 2021 en las montañas del noroeste del país no significó el fin del Clan del Golfo.

El director de la policía, general Jorge Luis Vargas, dijo el viernes en una declaración oficial que trabajan en la captura de miembros de la organización criminal que se dividió y opera con varios cabecillas. En donde están ocurriendo los hechos de violencia es una zona delincuencial de ese narcotraficante denominado Gonzalito, agregó Vargas. Se trata de José Gonzalo Sánchez, quien tiene órdenes de captura por los presuntos delitos de homicidio, tráfico y porte de armas y concierto para delinquir.