Falta diversidad racial en las juntas de empresas en EEUU

Las juntas directivas de las empresas estadounidenses que cotizan en bolsa son mucho más blancas y mucho menos diversas que la población general, a menudo de forma marcada. Solo 2,7% de los director...

Las juntas directivas de las empresas estadounidenses que cotizan en bolsa son mucho más blancas y mucho menos diversas que la población general, a menudo de forma marcada. Solo 2,7% de los directores a principios de año eran hispanos, por ejemplo. Eso tendría que aumentar al 18,5% para reflejar la población de Estados Unidos.

No siempre ha sido fácil medir la diversidad racial en los directorios corporativos observando únicamente las fotografías de cada director. El jueves, la firma de datos ejecutivos Equilar publicó su primer desglose racial de directorios para compañías en el índice Russell 3000 de empresas pequeñas que cotizan en Wall Street y que abarca un 97% de todas las acciones de inversión en Estados Unidos.

La encuesta encontró que solamente 6,2% de los directores son negros, frente al 13,4% de la población del país. El 5% de los directores son descendientes de asiáticos o isleños del Pacífico y tampoco alcanzaron el 6,1% comparado con toda la población de Estados Unidos.

Equilar extrajo los números de varias fuentes, incluidas divulgaciones de empresas, datos de redes afiliadas y listas de ejecutivos influyentes de minorías raciales y étnicas. Sus resultados son similares a la representación desproporcionada encontrada en otras encuestas de grupos más limitados.

Las empresas más grandes tienden a tener directorios más diversos que las empresas más pequeñas. Pero en general están siendo más transparentes sobre el desglose racial de su junta directiva. Una gran razón para ello es que se ven obligados a hacerlo debido a la presión de las bolsas de valores, los reguladores y los inversores.

En el Nasdaq, por ejemplo, los reguladores del mercado aprobaron una regla el verano pasado que exige que las empresas que cotizan en Wall Street presenten un documento anual que detalle los antecedentes raciales y étnicos de sus directores, entre otros datos demográficos. El Nasdaq incluso tiene disponible un formulario en PDF que se puede completar para que sea más fácil para las empresas, que deben enviar los datos antes del 8 de agosto o para cuando presenten su declaración de representación de 2022, lo que ocurra más tarde.

Para el 7 de agosto de 2023, Nasdaq requerirá que cualquier empresa que cotice en bolsa tenga al menos un director de una minoría étnica o que explique por qué no lo tiene.