"El buen patrón" se corona en los Premios Platino

El buen patrón consolidó el domingo su exitosa trayectoria con el reconocimiento a mejor película iberoamericana del año en la novena edición de los Premios Platino.

El buen patrón consolidó el domingo su exitosa trayectoria con el reconocimiento a mejor película iberoamericana del año en la novena edición de los Premios Platino.

La gran favorita cumplió con los pronósticos y se llevó cuatro de los galardones más destacados, incluyendo el de mejor director y guion para su creador, Fernando León de Aranoa, y mejor actor para su protagonista, Javier Bardem.

Bardem, que encarna al empresario Julio Blanco en la premiada cinta de León de Aranoa, volvió a compartir el foco con Blanca Portillo, reconocida como mejor actriz del año por su interpretación de Maixabel Lasa.

Estos premios no conocen de fronteras ni de distancias, y me hace muy feliz recibir este premio por una película que tampoco sabe de distancias ni de fronteras, y que no las quiere, dijo Portillo acerca de su rol en Maixabel, la historia de Icíar Bollían sobre relación entre la viuda de una víctima del grupo armado vasco ETA y un miembro del comando que lo asesinó.

El reino se llevó el premio más codiciado en la pantalla chica. La producción argentina de Netflix, que muestra la campaña del pastor Emilio Vázquez Pena para presidir el país y los lazos entre la política y la religión, se proclamó mejor miniserie del año, el tercero de los seis galardones a los que aspiraba. Marcelo Piñeyro, ausente por el rodaje de la segunda temporada, y Claudia Piñeiro fueron reconocidos como mejores creadores, y Joaquín Furriel se llevó el de mejor actor de reparto.

Una nerviosa Carmen Maura, una de las más aclamadas de la noche, recibió el Premio de Honor a toda su carrera.

He trabajado en muchos países de Sudamérica (...) y quiero compartirlo con todos los actores y actrices con los que he trabajo en todos esos países, que me han acogido, me han mimado, me han ayudado a conocer el país. Me he sentido muy querida.

El actor chileno Alfredo Castro y la española Aitana Sánchez-Gijón completaron el palmarés actoral cinematográfico por sus respectivas actuaciones de reparto en Karnawal y Madres paralelas.

Sánchez-Gijón, que interpreta a Teresa, la madre de una de las protagonistas de la historia de Pedro Almodóvar sobre el intercambio de dos bebés en una maternidad, aprovechó los agradecimientos para pedir más oportunidades en el cine latinoamericano.

Hace mucho que no cruzo el charco, a ver, Platino, si me llevas para allá, afirmó la actriz.

El primer premio de la noche fue para Kanawal, elegida mejor ópera prima iberoamericana del año, una coproducción de Argentina, Bolivia, Chile, Brasil y México dirigida por Juan Pablo Félix que relata la experiencia vital de un joven que se refugia en el baile para superar las dificultades de su vida cotidiana.

La Amazonía, su conservación y la lucha de sus pueblos se llevaron dos premios, el de mejor cinta de animación a la peruana Ainbo: La guerrera del Amazonas, de Jose Zelada, y el de mejor película documental a la brasileña A última Floresta, Luiz Bolognesi.

Zelada aprovechó para llamar la atención sobre la situación de las tribus amazónicas, incluyendo la suya, Shipibo-Conibo, que todos los días tienen que luchar y perder un pedazo de sus tierras por la minería ilegal.

El premio a la Educación en Valores recayó en Los lobos, el filme del mexicano Samuel Kishila en el que, inspirándose en su propia infancia, cuenta la historia de dos niños que llegan a Albuquerque, Nuevo México, con su madre para visibilizar los números y ponerle rostro a la emigración.