Egipto libera a 3, presidente parece tender mano a críticos

Las autoridades egipcias liberaron a tres periodistas el domingo por la mañana, según un sindicato de prensa, dentro de una serie de liberaciones en un aparente acercamiento del presidente, Abdul Fa...

Las autoridades egipcias liberaron a tres periodistas el domingo por la mañana, según un sindicato de prensa, dentro de una serie de liberaciones en un aparente acercamiento del presidente, Abdul Fatá El Sisi, a los críticos con su gobierno.

Ammer Abdel-Moneim, Hany Greisha y Essam Abdeen salieron libres de prisión tras pasar en torno a un año y medio detenidos por distintos casos.

Diaa Rashwan, presiente del Sindicato de Periodistas, compartió imágenes en las que los tres periodistas, con uniformes carcelarios blancos, abrazaban a sus familias en la calle.

Fueron liberados tras investigaciones por cargos preliminares de uso indebido de medios sociales y pertenencia a grupo terrorista, en aparente referencia a la Hermandad Musulmana. Egipto designó al grupo como organización terrorista en 2013. Los tres estaban a la espera de juicio.

Su liberación se produjo unos días después de que las autoridades dejaran libres a 41 detenidos, incluidos varios escritores y activistas conocidos, que llevaban meses encarcelados también sin juicio. Las largas detenciones previas a juicio han sido una importante preocupación de los grupos de derechos en los últimos años.

El Sisi también reactivó un comité presidencial y nombró nuevos miembros. El comité, encargado de revisar casos de prisioneros retenidos por delitos políticos, se creó en 2016 y apenas había funcionado en los últimos años.

Las autoridades liberaron el jueves al conocido activista político Hossam Monis tras un indulto de El Sisi. Monis cumplía una pena de cuatro años por delitos de terrorismo que activistas de derechos consideraban sin base.

Algunos analistas independientes creen que el gobierno intenta tender la mano a los críticos en medio de una dura crisis económica desencadenada por la guerra rusa en Ucrania. Sin embargo, se cree que miles de presos políticos permanecen en cárceles egipcias.

El gobierno egipcio ha librado una campaña contra la disidencia en los últimos años en la que ha encarcelado a miles de personas, la mayoría islamistas pero también activistas seculares que participaron en el alzamiento de la Primavera írabe de 2011 que derrocó al veterano autócrata Hosni Mubarak.

También ha encarcelado a docenas de periodistas y en ocasiones expulsado a algunos reporteros extranjeros. Sigue siendo uno de los países que más periodistas encarcela, junto con Turquía y China, según el Comité para Proteger a los Periodistas, una organización supervisora con sede en Estados Unidos.