México coquetea con el bitcoin, ahora en el Senado

y además de generar nuevas oportunidades económicas, podría facilitar la recepción de remesas a muchos mexicanos que viven en comunidades aisladas y no tienen cuenta en un banco pero sí con un ce...

y además de generar nuevas oportunidades económicas, podría facilitar la recepción de remesas a muchos mexicanos que viven en comunidades aisladas y no tienen cuenta en un banco pero sí con un celular y acceso a internet, aunque sea intermitente.

Facilitar las remesas, que ya suponen en México ingresos mayores a los del turismo y el petróleo, fue también uno de los objetivos para que El Salvador se convirtiera en el primer país del mundo en hacer del bitcoin su moneda de curso legal junto al dólar en septiembre del año pasado.

A las instituciones financieras no les convence del todo. El Fondo Monetario Internacional instó en enero al gobierno salvadoreño a dar marcha atrás porque consideraba que tener el bitcoin como moneda de curso legal implicaba graves riesgos para la integridad financiera y del mercado, aunque no detalló cuáles serían.

En México alertaron de su volatilidad y desde que se instalaron los primeros cajeros automáticos la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros advirtió que las autoridades no pueden responder por algún quebranto o cambio significativo en su valor.

Pese a los problemas que ha tenido El Salvador, las propuestas para regular y fomentar las criptomonedas se van abriendo paso poco a poco en otros países latinoamericanos.

No podemos ser omisos a una realidad que existe, agregó Kempis y la manera de hacerlo correctamente es consensuando una legislación adecuada.

México ya cuenta con una Ley Fintech y una Ley Monetaria. Por ello, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal ívila, del partido oficialista, indicó esta semana que ahora se pretende adecuarlas y aprovechar este mercado creciente.