Macron es reelegido, pero Le Pen mejora su posición

se vieron en apuros para inclinarse por cualquiera de las opciones disponibles. Algunos fueron a las urnas a regañadientes y únicamente con el objetivo de frenar a Le Pen, votando sin gran entusiasm...

se vieron en apuros para inclinarse por cualquiera de las opciones disponibles. Algunos fueron a las urnas a regañadientes y únicamente con el objetivo de frenar a Le Pen, votando sin gran entusiasmo por Macron.

Era la opción menos mala, dijo Stephanie David, un trabajador de logística de transporte que votó por un candidato comunista en la primera ronda.

Fue una decisión imposible para el jubilado Jean-Pierre Roux. Después de que también votó por un comunista en la primera ronda, votó en blanco el domingo, desencantado por la política de Le Pen y por lo que considera es la arrogancia de Macron.

No estoy en contra de sus ideas, pero no soporto a la persona, dijo Roux.

En contraste, Marian Arbre votó en París por Macron para evitar un gobierno que tenga fascistas y racistas.

Hay un riesgo real, dijo la mujer de 29 años.

Macron llegó a la votación con una ventaja considerable en las encuestas, pero enfrentándose a un electorado dividido, ansioso y cansado. La guerra en Ucrania y la pandemia de COVID-19 han asediado a Macron en su primer mandato, al igual que las violentas protestas durante meses contra sus políticas económicas.

Al celebrar su victoria, Macron reconoció su deuda con los votantes que lo ayudaron a ganar la segunda ronda, no para respaldar mis ideas, sino para contener las de la extrema derecha.

Quiero darles las gracias y decirles que su voto me obliga en los años por venir, manifestó. Soy el custodio de su sentido del deber, de su adhesión a la República.

___

Los periodistas de The Associated Press Sylvie Corbet, Elaine Ganley, Angela Charlton y Thomas Adamson en París; Sam Petrequin en Bruselas; Michel Spingler en Henin-Beaumont, y Alex Turnbull, en Le Touquet, contribuyeron a este despacho.