Ejército libanés encuentra 5 cuerpos de naufragio migrante

El ejército libanés recuperó el domingo los cuerpos de cinco migrantes, lo que elevaba a seis el número de muertos en el naufragio de un barco la noche anterior con casi 60 personas a bordo, segú...

El ejército libanés recuperó el domingo los cuerpos de cinco migrantes, lo que elevaba a seis el número de muertos en el naufragio de un barco la noche anterior con casi 60 personas a bordo, según medios estatales.

La Agencia Nacional de Noticias dijo en un principio que se habían encontrado ocho cuerpos cerca de una isla junto a la ciudad norteña de Trípoli. Más tarde redujo la cifra a cinco.

Varios sobrevivientes culparon a la Marina libanesa del accidente en declaraciones a televisoras locales. Un buque militar embistió en dos ocasiones contra su barco y lo dañó para obligarlos a regresar a la costa, dijeron testigos.

El coronel Haitham Dinnawi, comandante de la Marina, dijo a los periodistas que el barco de migrantes era viejo y solo podía transportar a seis personas. Agregó que en la embarcación no se tomaron medidas de precaución y nadie portaba chalecos salvavidas.

Dinnawi culpó al capitán del barco por maniobrar para no tener que regresar a la costa y lo culpó por chocar contra uno de los dos barcos de la Armada. Mostró fotografías de los daños en el costado y la parte trasera de un barco militar, y agregó que el barco de migrantes se hundió segundos después del accidente.

Fue un crimen llevar personas en un barco así, dijo Dinnawi, y agregó que fue fabricado en 1974 y tenía 15 veces su capacidad. Señaló que las operaciones de búsqueda aún están en curso para los desaparecidos y agregó que hasta ahora han recuperado los cuerpos de seis personas, incluidas cinco el domingo y una el sábado.

El ejército anunció que 47 personas habían sido rescatadas y se había recuperado el cuerpo de una niña.

Varios de los rescatados recibieron tratamiento en el momento y otros fueron trasladados a hospitales cercanos. Una persona fue detenida como sospechosa de contrabandista que había organizado el viaje.

El sobreviviente Mustafa al-Jundi dijo a The Associated Press que la Marina trató de detener el barco de migrantes, pero este siguió navegando.

Nos embistieron y nos hundieron y luego se alejaron, dijo al-Jundi, cuyas dos hermanas siguen desaparecidas. Dijo que el ejército libanés regresó unos 90 minutos después y los rescató.

Las operaciones de búsqueda comenzaron el sábado por la noche después de que el barco, que al parecer se dirigía a Europa, naufragó poco después de abandonar la localidad costera de Qalamoun.

Durante muchos años, Líbano fue un país que recibía refugiados. Pero desde que comenzó el colapso económico del país en octubre de 2019, cientos de personas se han marchado en barcos confiando en labrarse una vida mejor en Europa.

Los migrantes libaneses pagan miles de dólares a contrabandistas para que los lleven a Europa. Cientos de personas han llegado a países europeos, mientras que docenas de personas han sido interceptadas y obligadas a regresar a su país por el ejército libanés. Varias personas han perdido la vida cuando intentaban la travesía en los últimos tres años.

Líbano, un pequeño país mediterráneo de 6 millones de habitantes, incluido un millón de refugiados sirios, está sumido en la peor crisis económica de la historia moderna del país. La crisis ha sumido en la pobreza a tres cuartas partes de la población del país.

El Banco Mundial estima que se trata de una de las peores crisis del mundo desde la década de 1850. Decenas de miles de personas han perdido sus empleos, y la libra libanesa ha perdido un 90% de su valor.

___

Bassem Mroue colaboró a este despacho desde Beirut.