Ucrania celebra la Pascua Ortodoxa, reza por los atrapados

Al amanecer del domingo, los ucranianos comenzaban las celebraciones de la Pascua ortodoxa en la capital, Kiev, con oraciones por los que combatían en el frente y los que estaban atrapados más allá...

Al amanecer del domingo, los ucranianos comenzaban las celebraciones de la Pascua ortodoxa en la capital, Kiev, con oraciones por los que combatían en el frente y los que estaban atrapados más allá, en lugares como Mariúpol.

Cientos de feligreses acudieron a la Catedral de San Volodymyr, en Kiev, con cestas para bendecir. En el templo, un mujer aferraba el brazo de un soldado y se giró un momento para darle un beso en el codo. Otros soldados rezaban con un puñado de velas en la mano, antes de santiguarse. Una anciana avanzaba despacio entre la multitud y los soportes de velas encendidas. Una joven sostenía un ramo de narcisos.

La Iglesia ortodoxa se ha visto dividida por las tensiones entre Rusia y Ucrania, y algunos fieles esperaban que el feriado inspirase gestos de acercamiento. La Iglesia puede ayudar, dijo un hombre que sólo dio su nombre, Serhii, al llegar a una iglesia en Kiev adscrita al patriarca en Moscú.

Él y otras personas llevaron canastas para que fueran bendecidas por Pascua. Sacerdotes rociaban agua bendita sobre ofrendas de huevos pintados en casa, velas encendidas e incluso botellas de Jack Daniels.

Los habitantes de poblados rurales golpeados por la guerra abordaron el feriado con actitud desafiante.

Celebraremos la Pascua pase lo que pase, sin importar cuánto horror, dijo Kateryna Lazarenko, de 68 años, en el poblad norteño de Ivanivka, a las afueras de Cherníhiv, donde aún se ven tanques rusos destruidos en la calles.

¿Cómo me encuentro? Muy nerviosa, todo el mundo está nervioso, dijo otra vecina, Olena Koptyl, mientras preparaba su pan de pascua. La Pascua no trae ninguna alegría, lloro mucho. No podemos olvidar cómo vivimos. Ella y otras 12 personas pasaron un mes refugiadas de las tropas rusas en el sótano de su casa, antes de que los soldados se retirasen.

Ucrania se preparaba el domingo para recibir a la primera delegación estadounidense de alto nivel en Kiev desde antes de que comenzara la guerra el 24 de febrero después de que el presidente, Volodymyr Zelenskyy, anunciara que se reuniría con el secretario de Estado, Antony Blinken, y el secretario de Defensa, Lloyd Austin.

Zelenskyy dio pocos detalles en su conferencia de prensa del sábado, pero dijo que esperaba resultados no sólo regalos o alguna clase de tarta, esperamos cosas concretas y armas concretas.

___

Oleksandr Stashevsky contribuyó a este despacho desde Ivanivka.