La Autoridad del Canal de Panamá informó el lunes que el hundimiento de un buque venezolano en el Atlántico no afecta sus operaciones, pero lanzó avisos de precaución.

Agregó que delimitó el área del percance con boyas y señales nocturnas.

De acuerdo con las autoridades marítimas, el carguero se hundió el fin de semana en un fondeadero en aguas del canal aunque no se registraron víctimas porque el navío estaba vacío y sin carga.

La Autoridad Marítima de Panamá dijo la víspera que el barco había sufrido días antes un accidente y que estaba en proceso de remolque a aguas internacionales pero no dio detalles.

Informes de la prensa local indicaron que el barco habría chocado con otro navío anclado que le perforó el casco y que el buque llevaba varios meses en ese sector del Atlántico sería vendido como chatarra.

La oficina de prensa de la Autoridad del Canal no respondió de inmediato a una consulta de The Associated Press sobre si intentarían reflotar la embarcación construida en los años 80.

El Servicio Nacional Aeronaval detuvo en junio a cinco personas, entre ellos un menor, por asaltar y retener a custodios de ese buque en aguas panameñas.