Los economistas empresariales en Estados Unidos están más pesimistas sobre las futuras ventas y ganancias de sus compañías de lo que estaban hace pocos meses y vaticinan un crecimiento económico más lento, reveló un sondeo.

Al mismo tiempo, una mayoría de los economistas encuestados por la National Association for Business Economics (Asociación Nacional de Economistas Empresariales) dijeron que sus empresas aumentarían sus sueldos en el periodo entre enero y marzo. Fue la mayor proporción de empresas con planes de subir sueldos desde mediados de 2014.

Aparte de ello, el sondeo ofrece un panorama más bien sombrío sobre la economía en 2016. Menos de la mitad de los economistas anticipan que aumentarán las ventas de sus compañías en el primer trimestre, la menor proporción desde enero de 2015. Además, casi el 20% calcula que las ganancias disminuirán, el mayor porcentaje en más de un año.

Por primera vez en tres años, más del 25% de los economistas vaticinan que el crecimiento económico caerá por debajo del 2% el año que viene. En abril pasado el 30% decía que el crecimiento superaría el 3% en los siguientes 12 meses. Esa cifra bajó a 4% en el sondeo actual.

El sondeo fue realizado desde el 17 de diciembre hasta el 5 de enero, por lo general antes de la precipitada caída de los mercados ocurrida en las últimas semanas. Un total de 148 economistas participaron.

Hubo algunos resultados positivos. Además de los aumentos salariales previstos para el primer trimestre, casi la mitad de los economistas dijeron que sus compañías ya habían efectuados aumentos de sueldo en los últimos meses de 2015. Ese es el mayor porcentaje en más de una década.

Una tercera parte de los economistas dijeron que sus empresas ampliarán la nómina en los próximos tres meses, comparado con 29% a fines del año pasado Sin embargo, también aumentó el número de empresas que piensan recortar empleos, a 15%.

Un 62% de los economistas opinó que el aumento de las tasas de interés, anunciado por la Reserva Federal del primero de diciembre, no tendrá impacto alguno sobre su compañía. El 16% cree que el impacto será negativo y casi el 25% cree que será positivo.