Caso de violación en Bolivia llega a la Corte IDH

La Corte Interamericana de Derechos Humanos decidió escuchar a una víctima de violación que no encontró justicia por casi 20 años de parte del Estado boliviano, que ahora es demandado ante el sis...

La Corte Interamericana de Derechos Humanos decidió escuchar a una víctima de violación que no encontró justicia por casi 20 años de parte del Estado boliviano, que ahora es demandado ante el sistema interamericano de justicia.

La Corte escuchó los alegatos de la colombiana Brisa de Angulo Losada y del Estado boliviano en una audiencia pública virtual. "Han sido 20 años de horrores, dolor e incontables lágrimas. Estoy aquí porque fui devastada por la violencia sexual, dijo Angulo Losada en una rueda de prensa después de ser escucha por la Corte. The Associated Press no suele identificar a las víctimas de delitos sexuales excepto cuando ellas mismas hablan públicamente.

Angulo Losada actualmente es abogada y activista en defensa de los derechos de las mujeres y niñas con su fundación Centro Una Brisa de Esperanza.

El comisionado de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para Bolivia, Joel Hernández, expresó que este caso permitirá a la Corte continuar desarrollando jurisprudencia en materia de la debida diligencia reforzada y protección especial en la investigación de hechos de violencia sexual.

En tanto, Barbara Jiménez-Santiago, representante regional para América Latina y el Caribe de la organización Equality Now, sostuvo en la misma conferencia que éste es el primer caso de violación sexual que llega a la Corte y busca sentar precedentes para que otras víctimas de este tipo de delitos sean escuchadas. La mujer alegó que el Ministerio Público boliviano no llevó a cabo una investigación diligente y no se realizó el debido proceso penal pese a las pruebas disponibles.

La Corte tiene previsto que en mayo se presenten los alegatos finales.

La joven colombiana, de 35 años, expresó que su lucha no es para avergonzar a Bolivia ni para pedir un resarcimiento económico, pero sí busca cambiar el trato de este tipo de delitos a niñas, niños y adolescentes".

La mujer relató que cuando tenía 15 años fue abusada sexualmente cada día por ocho meses por su primo de 27 años en la región central de Cochabamba.

Cuando intentó quitarse la vida, sus padres la llevaron a un psicólogo donde se animó a contar lo que le había sucedido y posteriormente denunció el abuso. Pero nunca obtuvo un resultado legal.

Por parte del Estado boliviano estuvo el procurador general del Estado, Wilfredo Chávez, quien aseguró que Bolivia da acceso a la justicia a los niños que sufren violencia sexual.

Según la organización Plan Internacional en una investigación publicada el año pasado en Bolivia una niña es violentada cada 15 minutos.