Empleados de Amazon en NY y Alabama buscan sindicalizarse

Empleados anteriores y actuales de Amazon están tratando de organizar a los trabajadores de un almacén de la empresa en la ciudad de Nueva York, un escenario de David y Goliat que podría conducir a...

Empleados anteriores y actuales de Amazon están tratando de organizar a los trabajadores de un almacén de la empresa en la ciudad de Nueva York, un escenario de David y Goliat que podría conducir a la primera instalación sindicalizada del gigante minorista en Estados Unidos.

Los trabajadores del centro logístico de Amazon en Staten Island decidirán si quieren o no formar un sindicato, y se espera que el conteo de votos comience el jueves.

También se espera una acción similar a partir del jueves en Alabama, donde el Sindicato de Tiendas Minoristas, Mayoristas y Departamentales enfrenta el difícil reto de realizar una nueva votación para sindicalizar a los trabajadores de Amazon en la ciudad de Bessemer. El sindicato dijo que la primera elección tuvo una tasa de participación de 39%, y que solo 2.375 de los casi 6.100 trabajadores elegibles votaron por correo. Amazon proporciona la lista de trabajadores elegibles a la Junta Nacional de Relaciones Laborales, que supervisa el proceso.

En Nueva York, el naciente Sindicato de Trabajadores de Amazon enfrenta una feroz lucha laboral, donde el segundo empleador privado más grande del país ha hecho todo lo posible para defenderse de los organizadores laborales y de Chris Smalls, un empleado de Amazon despedido que ahora lidera el grupo incipiente. Smalls tiene la esperanza de ganar.

No queremos confiarnos demasiado y pensar que ya ganamos, dijo, y agregó que su grupo no había planeado ninguna celebración inmediata. Un pequeño grupo de trabajadores de Amazon ha planeado reunirse en una galería de arte en Brooklyn para ver el recuento de votos de forma remota.

Mientras tanto, Amazon ha respondido con fuerza. El gigante minorista convocó a juntas obligatorias donde se les dijo a los trabajadores que los sindicatos son una mala idea. La empresa también lanzó un sitio web antisindical dirigido a los empleados y colocó carteles en inglés y español en las instalaciones de Staten Island instándolos a rechazar el sindicato.

Nueva York es más amigable con los trabajadores que Alabama, donde se lleva a cabo la otra elección sindical. Pero algunos expertos creen que eso no hará mucha diferencia en el resultado de las elecciones de Staten Island, citando leyes laborales federales que favorecen a los empleadores y la postura antisindical de Amazon.

El empleador es el mismo, y esa es la clave, dijo Ruth Milkman, socióloga del trabajo y los movimientos laborales de la Universidad de la Ciudad de Nueva York. Amazon se resiste a esto con todo lo que tiene.