Países alientan a refugiados ucranianos a buscar trabajo

A medida que disminuye el número de personas que salen de Ucrania hacia el oeste, las autoridades de Polonia y otras naciones vecinas alientan a los refugiados de la guerra a buscar trabajo, especial...

A medida que disminuye el número de personas que salen de Ucrania hacia el oeste, las autoridades de Polonia y otras naciones vecinas alientan a los refugiados de la guerra a buscar trabajo, especialmente en atención médica y educación.

La ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, informó el jueves que el número diario de refugiados cayó el miércoles a menos de 40.000, la menor cifra desde que las tropas rusas invadieron hace cinco semanas.

De los más de 4 millones de refugiados a acusa del conflicto, casi 2,4 millones han llegado a Polonia, según la agencia fronteriza del país.

Las organizaciones humanitarias y otros observadores han atribuido la desaceleración del éxodo ucraniano en los últimos días a varios factores, entre ellos que las personas en ciudades sitiadas no tienen forma de escapar de manera segura. Otros pueden estar reacios a abandonar sus hogares y esperan que terminen las hostilidades, dicen los observadores.

Una portavoz de la Guardia Fronteriza de Polonia, Anna Michalska, indicó que las cifras podrían aumentar nuevamente si continúan los ataques rusos en Ucrania.

Una reciente legislación aprobada en Polonia permite a los refugiados de Ucrania obtener números de identificación que les dan derecho a atención médica gratuita, educación, beneficios sociales y el derecho a trabajar durante 18 meses.

Refugiados en Varsovia han presentado unas 700 solicitudes y unos 100 han sido contratados para puestos de trabajo en centros médicos y escuelas de la capital polaca, según funcionarios de la ciudad.

Para impulsar la campaña de empleo, el alcalde Rafal Trzaskowski y la vicealcaldesa Renata Kaznowska se reunieron el jueves con el director del Hospital Bielanski y algunos miembros del personal ucraniano y polaco.

Kaznowska dijo que el empleo y la actividad profesional eran la mejor manera de integrar a los adultos que huyeron de Ucrania.

También se necesitan educadores para ayudar a los niños refugiados a adaptarse a su nuevo entorno escolar, aunque el plan de estudios polaco es muy diferente al ucraniano.