Ataque a tiros deja cuatro muertos en Israel

Un hombre armado que iba en moto abrió fuego en una ciudad en el centro de Israel el martes por la noche y mató al menos a cuatro personas, en la segunda masacre esta semana. La policía mató al ag...

Un hombre armado que iba en moto abrió fuego en una ciudad en el centro de Israel el martes por la noche y mató al menos a cuatro personas, en la segunda masacre esta semana. La policía mató al agresor.

Si bien las circunstancias no estaban claras de inmediato, el ataque pareció ser el más reciente de una serie por parte de asaltantes árabes antes de comenzar el mes sagrado del ramadán. La prensa israelí dijo que el atacante era un palestino de Cisjordania. Los dos ataques anteriores, perpetrados por ciudadanos árabes de Israel inspirados por el grupo extremista Estado Islámico, han generado temores de más violencia.

El primer ministro israelí Naftali Bennett convocó a una reunión de emergencia de las máximas autoridades de seguridad.

El ataque del martes se produjo en dos sitios de Bnei Brak, una ciudad ultraortodoxa al este de Tel Aviv. La policía dijo en un comunicado que, de acuerdo con una investigación preliminar, el hombre portaba un fusil de asalto y abrió fuego sobre los transeúntes antes de que lo abatieran los agentes en el lugar.

El domingo, dos hombres mataron a dos jóvenes policías en un tiroteo en la ciudad de Hadera, y la semana pasada un hombre mató a cuatro personas al atropellarlas con un auto y luego apuñalarlas en la ciudad sureña de Beersheba.

El martes, agentes israelíes allanaron las viviendas de al menos 12 ciudadanos árabes y arrestaron a dos bajo sospecha de tener lazos con el Estado Islámico.

Horas antes del allanamiento, Bennett dijo que los ataques recientes significaban una nueva situación que requería mayores medidas de seguridad.

Funcionarios policiales dijeron que allanaron 31 viviendas y sitios en el norte de Israel, en la zona donde residían los autores del ataque en Hadera.

El Estado Islámico se ha declarado responsable de los dos ataques anteriores.