Florida: Policías matan a hombre que los amenazó en hospital

Un hombre de 29 años retenido por su salud mental en un hospital de Florida fue baleado a muerte luego de tomar unas tijeras y amenazar con apuñalar a policías, informaron funcionarios.

Un hombre de 29 años retenido por su salud mental en un hospital de Florida fue baleado a muerte luego de tomar unas tijeras y amenazar con apuñalar a policías, informaron funcionarios.

El hombre era una de varias personas retenidas en el hospital a pesar de correr el riesgo de lesionarse a sí mismos o a otros porque no había suficientes camas en el hospital psiquiátrico local, informó Eric Flowers, jefe de policía del condado Indian River.

Es una terrible tragedia, no sólo para nuestro condado, sino para nuestro país. Nos enfrentamos a una crisis de salud mental.

La familia del hombre lo llevó el viernes al departamento de emergencias de la Clínica Cleveland Indian River en Vero Beach después de que intentó hacerse daño, dijo Flowers durante una conferencia de prensa el domingo.

Tomó un par de tijeras, tijeras grandes, y estaba corriendo por el hospital, dijo el policía. Los oficiales comenzaron a perseguirlo y levantó las tijeras sobre su cabeza.

En ese momento nuestros agentes comenzaron a retroceder, dijo Flowers. De nuevo, un pequeño y estrecho pasillo, camillas, todo tipo de cosas había ahí. Sacan sus armas y dos de los agentes disparan, matando a este hombre.

El hombre estaba detenido bajo la Ley de Salud Mental de Florida, conocida como Ley Baker, que permite que las autoridades retengan a alguien en un centro de salud mental hasta 72 horas si representa una amenaza para ellos mismos o alguien más.

El hecho de que estuvieran ahí recibiendo a personas por incidentes suicidas bajo la Ley Baker, que tuvieran múltiples pacientes de la Ley Baker esperando ser trasladados a la instalación (psiquiátrica) porque no hay suficientes camas, y el hecho de que este caballero estuviera esperando un día y medio, muestra el tipo de crisis de salud mental en la que actualmente estamos, dijo Flowers.

Los agentes fueron dados de baja administrativa mientras se investiga el tiroteo.