Uruguayos respaldan por poco margen al gobierno en las urnas

Los uruguayos decidieron en un referéndum realizado el domingo apoyar por un estrecho margen al gobierno del centroderechista Luis Lacalle Pou y no derogar 135 artículos de una ley en el corazón de...

Los uruguayos decidieron en un referéndum realizado el domingo apoyar por un estrecho margen al gobierno del centroderechista Luis Lacalle Pou y no derogar 135 artículos de una ley en el corazón de una reforma planteada por el Ejecutivo.

Unos 2,7 millones de uruguayos estaban llamados a votar en un referendo que planteaba derogar 135 de los 476 artículos que constituyen la llamada Ley de Urgente Consideración (LUC).

Con el 99,82% de los votos escrutados, 1.084.928 de los uruguayos se decantaron por el no frente al 1.063.455 que votaron por el sí, según datos de la Corte Electoral. La opción del no también sumaba los 28.664 votos en blanco registrados hasta ese punto.

Lacalle Pou afirmó en rueda de prensa que el referéndum era, por tanto, una etapa superada y que la LUC es una ley que queda firme.

Se puede establecer claramente que no se ha llegado a los votos necesarios para la derogación de los 135 artículos, afirmó Lacalle Pou, rodeado de todo el equipo ministerial cerca de la media noche uruguaya. Etapa superada, mañana seguimos con el mismo optimismo, con las mismas ganas.

La LUC cambió cuestiones tan diversas que abarcan desde las condiciones para ajustar precios de combustibles hasta el rol de las empresas públicas en la economía, la educación, el trabajo, la seguridad, el proceso penal uruguayo o la capacidad de pagar bienes en efectivo. Además, prevé la desmonopolización de algunos servicios estatales como internet, telefonía, electricidad o hidrocarburos.

Los partidarios de la derogación de los artículos también reconocieron su derrota.

De acuerdo a la información oficial primaria de la Corte Electoral, no se ha superado el 50% de los votos válidos requeridos para anular los 135 artículos de la LUC, a pesar de haber logrado una importantísima expresión de los ciudadanos, que nos ha permitido estar muy próximos a alcanzar nuestro objetivo, afirmó en un comunicado la Comisión Nacional Votá Si, que resaltó que se trató de una jornada democrática fundamental que nos fortalece como país y nos enorgullece como uruguayos y uruguayas.

La jornada electoral transcurrió con total calma y en el proceso, de voto obligatorio, participó un 85% de los convocados a votar, según datos de la Corte Electoral.

Tras la Comisión del Si se encontraba tanto el principal partido de la oposición, el Frente Amplio, como sindicatos y otras organizaciones sociales, que llevaron a cabo una campaña para promover el voto por el sí. En 2021 impulsaron una campaña para recolectar firmas para que el referendo pudiera tener lugar.

Más de 760.000 uruguayos firmaron a favor de este referéndum para derogar partes de la LUC, que fue promulgada en 2020 y que constituye la columna vertebral legislativa del gobierno de Lacalle Pou. Además de los contenidos, se cuestionaba también la forma en que fue aprobada la ley, con carácter de urgencia y sin tiempo para debatir a profundidad, y en medio de las restricciones de la pandemia.