Enviado UE llega a Irán entre esperanzas por acuerdo nuclear

Un destacado diplomático de la Unión Europea acudió el domingo a Teherán, según medios estatales iraníes, entre esperanzas de que pudiera alcanzarse un acuerdo para restaurar el maltrecho acuerd...

Un destacado diplomático de la Unión Europea acudió el domingo a Teherán, según medios estatales iraníes, entre esperanzas de que pudiera alcanzarse un acuerdo para restaurar el maltrecho acuerdo nuclear iraní con potencias internacionales.

La reunión entre el enviado de la Unión Europea, Enrique Mora, y funcionarios iraníes de alto rango se producía en un momento delicado de las negociaciones, y parecía que había posibilidades de resolver algunos de los temas más espinosos de las conversaciones.

El reporte sobre las reuniones en Teherán dio pocos detalles aparte de que los diplomáticos habían tratado las últimas novedades sobre el acuerdo nuclear, y el negociador nuclear principal de Irán, Ali Bagheri Kani, reiteró que Teherán creía que había opciones de llegar a un acuerdo si Estados Unidos era realista en sus demandas.

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump abandonó el acuerdo nuclear en 2018 y reimpuso las duras sanciones sobre Irán. Teherán fue rompiendo los términos del acuerdo de forma gradual con una gran expansión de su actividad nuclear.

Este mes se suspendieron las negociaciones cuando se trataban en Viena los detalles de último momento, ya que las reuniones coincidieron con la invasión Rusa en Ucrania y la sanciones financieras occidentales sobre Moscú.

Pero varios funcionarios se han mostrado optimistas después. Rusia pareció retirar su demanda inicial de que su comercio con Irán se viera eximido de las sanciones occidentales.

Y por primera vez, el principal diplomático iraní hizo una demostración pública de flexibilidad en la demanda de Teherán de que Washington deje de clasificar a la Guardia Revolucionaria Islámica, su poderosa fuerza paramilitar, como una organización terrorista extranjera.

La perspectiva de que se retirase esa designación había alarmado a los aliados de Estados Unidos en Oriente Medio, como Israel, que se oponía con firmeza al acuerdo nuclear original y afirmó que levantar sanciones sobre la Guardia Revolucionaria daría fuerzas a grupos armados con apoyo iraní, como Hezbollah, en Líbano, y los hutíes en Yemen.

En un indicio visible de la creciente ansiedad en la regional por un nuevo acuerdo nuclear, el gobierno israelí organizó a toda prisa una cumbre sin precedentes de altos diplomáticos de países árabes que han normalizado sus relaciones con el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken.

Ambos estamos comprometidos, decididos a que Irán nunca adquiera un arma nuclear, dijo Blinken junto al ministro israelí de Exteriores, en un esfuerzo de tranquilizar a sus preocupados interlocutores antes de la reunión.

____

Jo informó desde Doha, Qatar. La periodista de Associated Press Isabel DeBre en Dubái, Emiratos írabes Unidos, contribuyó a este despacho.