Liv Ullmann ha entregado muchos Oscar, ahora tendrá el suyo

A Liv Ullmann le gusta decir que ha entregado muchos Oscar en su vida.

A Liv Ullmann le gusta decir que ha entregado muchos Oscar en su vida.

La gran actriz noruega fue hace años una presentadora frecuente de los premios. Dijo el nombre de Peter Finch por su Oscar póstumo por Network (Poder que mata) y estuvo de pie junto a Roger Moore cuando Sacheen Littlefeather aceptó la estatuilla por Marlon Brando.

Así que cuando escuchó que el presidente de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas estaba tratando de ponerse en contacto con ella recientemente, pensó que le iban a pedir que entregara otro. Pero David Rubin tenía mejores noticias: era momento de que le dieran uno.

El honor será entregado oficialmente a Ullmann en los Premios de los Gobernadores en Los íngeles el viernes. Elaine May, Samuel L. Jackson y Danny Glover también serán honrados con Oscar honorarios.

Realmente lo hizo sonar como que me entregaba mi Oscar con esa llamada telefónica, dijo Ullmann, de 83 años, esta semana desde su residencia temporal en Key Largo, Florida. Sentí que acababa de ser felicitada con una vida hermosa. Colgué el teléfono y pensé: ˜¡Oh Liv, eres tan afortunada!™.

Ullmann fue nominada a mejor actriz en dos ocasiones, primero por Utvandrarna (Los emigrantes) de Jan Troell en 1971, en la que compitió contra Cicely Tyson por Sounder, Diana Ross por Lady Sings the Blues (El ocaso de una estrella) y Liza Minnelli, quien ganó por Cabaret. Pocos años después ella e Ingmar Bergman fueron nominados por Ansikte mot ansikte (Cara a cara), y Ullmann llevó a la hija que tuvo con Bergman, que por entonces tenía 12 años.

Ninguno ganó, y no le causó problema a ella. Pero después pensó ¡Oh pobrecita! Mamá y papá perdieron, dijo riendo.

Ullmann nació en Tokio en 1938. Su padre noruego era ingeniero y viajaba por todo el mundo por su trabajo. Cuando ella tenía 6 años y estaban viviendo en Nueva York, su padre murió tras un accidente con una hélice. Ella, su madre y su hermana volvieron a Noruega donde creció.

Comenzó actuando en teatro y se volvió bastante famosa por su interpretación de Nora en Casa de muñecas en la década de 1950. Le llamó la atención a Edith Carlmar, la primera directora de cine noruega, quien le dio a Ullmann su primer papel en un filme.

Yo era muy inocente y ella dijo ˜¿sabes que es una chica rebelde?™, dijo Ullmann. Yo era tímida y ella dijo ˜¿eres virgen?™ No lo podía creer. Me dieron el papel de todas formas. Mi familia trató de detenerme, porque no querían que fuera una chica rebelde. Pero fue una experiencia increíble, ella fue una gran maestra.

Ullmann se convirtió en una estrella internacional cuando comenzó a trabajar con Bergman, una colaboración personal y profesional que comenzó con su papel revelación en Persona de 1966. Bergman escribió la película tras un solo encuentro con ella y con su mejor amiga Bibi Andersson (quien ya había estado en varias de las películas de él). Aunque es una de las dos actrices protagónicas, Ullmann sólo tiene un diálogo en la película como una actriz de teatro que deja de hablar. Dijo que comprendió que de alguna manera Bergman escribió su personaje pensando en él mismo.

Hablé mucho por Ingmar, dijo Ullmann. Nunca lo discutimos, y quizá esté mal, pero no creo que me esté equivocando.

Al final actuó en 10 de las películas de Bergman, incluyendo En passion (La pasión de Ana) de 1969, Viskningar och rop (Gritos y susurros) de 1972, Ansikte mot ansikte de 1976 y Hí¶stsonaten (Sonata de otoños de 1978, además de dirigir dos guiones escritos por él. De la relación romántica de ambos nació Linn en 1966, la única hija de ella y quien es escritora y periodista.

Cuando Ullmann tuvo la oportunidad de dirigir su primera película, Bergman fue su primera opción.

Dije, ˜Ingmar, me están preguntando si puedo dirigir ¿crees que puedo dirigir?™. E Ingmar dijo, ˜Sí, tú puedes dirigir Liv™, recordó riendo. Fue solo hasta entonces que realmente comprendí lo maravillosos que son los actores.

Al revisar sus papeles la saga de dos partes de Troell Utvandrarna y Nybyggarna (La nueva tierra), sobre una familia sueca que emigra a Estados Unidos a mediados del s. XIX, se ha vuelto cada vez más significativa con los años. Las películas se tratan de refugiados, sí, pero también se tratan de matrimonio, amor y maternidad. Y le permitieron a Ullmann vivir una vida con la que siempre había soñado.

Siempre quise tener un solo hombre y se convirtió en más de un hombre. Siempre quise tener muchos hijos y sólo tengo una, dijo. Pero por eso es bueno ser actriz, puedes vivir la vida que nunca tuviste.

Aunque está emocionada por los Premios de los Gobernadores, tampoco puede dejar de pensar en la guerra e ir a una gran celebración como si nada más estuviera pasando, porque algo más ESTí pasando. Además de las experiencias de su propia familia (su abuelo murió en el campo de concentración de Dachau por sus esfuerzos para ayudar a los judíos a escapar de Noruega), ella fue la primera mujer embajadora de buena voluntad de UNICEF (el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia).

De momento Ullmann se mantiene ocupada y con buen ánimo (Me llamaste durante la hora feliz, dijo), divide su tiempo entre Key Largo (aunque no es una persona tipo Florida. Soy nórdica) y Massachusetts con su pareja, aunque ella siempre considerará a Noruega como su hogar. Su nieto cineasta la estará acompañando en la ceremonia del viernes y después de que termine sus compromisos en Los íngeles se dirigirá a Londres, donde el Instituto de Cinematografía Británico tendrá un mes de celebraciones por su obra, luego regresará a Nueva York para ensayar un show.

No cree que dirigirá más películas. Su quinta y última, fue la adaptación de 2014 de Miss Julie (La señorita Julia) protagonizada por Jessica Chastain, quien interpretó el año pasado el papel de Ullman en una nueva versión de Scener ur ett í¤ktenskap (Secretos de un matrimonio), dirigida originalmente por Bergman en 1974.

Me encantaría dirigir, pero sé que tengo que cruzar fronteras. Admiro a Jane Campion, y ella dirigirá más películas, pero para hacer lo que ella hace debes ser fuerte y joven. Yo soy fuerte, pero vieja, dijo. Pero quizá haga una película más como actriz.

___

Lindsey Bahr está en Twitter como www.twitter.com/ldbahr