Rebeldes yemeníes atacan depósito saudí en sede de F1

Rebeldes hutíes de Yemen atacaron el viernes un depósito de petróleo en Yeda, ciudad en donde está programado el Gran Premio de Arabia Saudí de la Fórmula Uno para el fin de semana. Se trata del...

Rebeldes hutíes de Yemen atacaron el viernes un depósito de petróleo en Yeda, ciudad en donde está programado el Gran Premio de Arabia Saudí de la Fórmula Uno para el fin de semana. Se trata del ataque de mayor notoriedad cometido por los rebeldes hasta la fecha, aunque las autoridades saudíes anunciaron que el GP se llevará a cabo como estaba previsto.

El ataque tuvo como blanco el mismo depósito de combustible que los hutíes atacaron en días recientes: la planta granelera de almacenamiento del norte de Yeda que se encuentra al sureste del aeropuerto internacional de la ciudad, una zona crucial para los peregrinos musulmanes que se dirigen a La Meca. No hay reportes de heridos por el ataque.

La empresa petrolera estatal de Arabia Saudí, Saudi Aramco, no ha respondido de momento a las peticiones de comentarios de parte de The Associated Press. Las autoridades saudíes reconocieron una operación hostil dirigida por los hutíes con un misil contra el depósito.

En Yemen, Arabia Saudí encabeza una coalición que combate contra los hutíes respaldados por Irán, los cuales tomaron la capital de Yemen, Saná, en septiembre de 2014. El reino árabe, que entró a la guerra de Yemen en 2015, ha sido criticado a nivel internacional por sus ataques aéreos que han cobrado muchas vidas civiles, algo que los hutíes mencionan como razones cuando lanzan ataques con drones, misiles y morteros contra el reino.

El general de brigada Turki al-Malki, un vocero de la coalición encabezada por Arabia Saudí, dijo que el fuego causó daños en dos tanques y fue sofocado sin que haya dejado heridos.

Esta escalada hostil tiene como objetivos instalaciones petroleras y pretende minar la seguridad energética y la columna vertebral de la economía global, sostuvo al-Malki, de acuerdo con la agencia de noticias estatal Saudi Press. Estos ataques hostiles no tuvieron un impacto ni repercusiones de ningún tipo ni forma en la vida pública en Yeda.

Un fotoperiodista de la AP que cubría las sesiones de práctica para el GP de la F1 en Yeda vio una columna de humo elevarse a la distancia por el este de la ciudad, poco después de las 5:40 de la tarde, hora local. Al tiempo que las llamas aumentaban, las partes superiores de los tanques de la planta se veían claramente a unos 11,5 kilómetros (siete millas) de distancia.

Los pilotos realizaron la sesión vespertina de prácticas pese a que el fuego seguía ardiendo.

El Gran Premio de Arabia Saudí se corre el domingo en su segundo año, aunque algunos han planteado preocupaciones respecto a los recientes ataques contra el reino.

Horas más tarde, la F1 confirmó que los planes para la tercera sesión de práctica y la carrera clasificatoria, ambas para el sábado, seguían programadas para llevarse a cabo, al igual que la carrera del domingo. El promotor de la carrera, Saudi Motorsport Co., reconoció el ataque, pero afirmó que la carrera programada para el fin de semana seguirá según lo planeado.

Seguimos en contacto directo con las autoridades de seguridad saudíes, así como con la F1 y la FIA para garantizar la implementación de todas las medidas de seguridad necesarias, indicó la compañía, en referencia a la Federación Internacional del Automóvil.

La seguridad de todos nuestros invitados sigue siendo nuestra principal prioridad, dijo.

El canal satelital de noticias al-Masirah, operado por rebeldes hutíes de Yemen, informó más tarde que ellos habían atacado una instalación de Aramco en Yeda, al igual que otros blancos en Riad y otras partes.

Por su parte, la televisión estatal saudí reconoció los ataques registrados en el poblado de Dhahran fueron dirigidos contra tanques de agua y causaron daños en vehículos y viviendas.