Perú: piden que OEA observe debate de vacancia presidencial

El gobierno peruano pidió al Parlamento que el lunes permita la presencia de representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA) durante un debate previo a una votación que busca la desti...

El gobierno peruano pidió al Parlamento que el lunes permita la presencia de representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA) durante un debate previo a una votación que busca la destitución del presidente Pedro Castillo.

El canciller César Landa comunicó al Parlamento que el gobierno había invitado a tres funcionarios de la OEA y solicitó al Congreso que les permita el ingreso al hemiciclo para observar un debate que debe realizarse con "la mayor transparencia".

El oficio enviado a la presidenta del Parlamento, María Alva, indica que el debate es de importancia para la gobernabilidad del país y para la preservación y la plena vigencia de la democracia en el continente. Una fuente de la cancillería, que prefirió no ser mencionada por no tener autorización para declarar, confirmó a The Associated Press la veracidad del documento.

El Parlamento, de mayoría opositora, discutirá el lunes un pedido de destitución presidencial por incapacidad moral permanente. Acusan al presidente de diversos asuntos, entre ellos, tres investigaciones por corrupción contra el mandatario. También han incluido la acusación de una aspirante a colaboradora en un caso de lavado de activos que señaló al presidente de integrar un grupo criminal para recibir dinero a cambio de obras públicas. Castillo niega todas las acusaciones.

El presidente aseguró que asistirá el lunes al Parlamento para defenderse. Luego del debate, que podría demorar varias horas, los parlamentarios podrían votar. Se necesitan 87 votos y al momento no está claro si los legisladores que buscan removerlo tienen tal cantidad de apoyo.

Tanto los legisladores como Castillo no son populares entre los peruanos, pero la impopularidad del Congreso es mayor. Un sondeo del Instituto de Estudios Peruanos publicado en febrero por el diario La República, indica que el Parlamento alcanza 82% de desaprobación, mientras que el mandatario 63% de impopularidad.

Castillo inició su gobierno el 28 de julio de 2021.