EEUU otorga asilo a reportero salvadoreño que fue detenido

Un reportero salvadoreño que enfrentaba un proceso de deportación desde que fue arrestado mientras cubría una protesta migratoria en Tennessee recibió asilo en Estados Unidos, informaron sus aboga...

Un reportero salvadoreño que enfrentaba un proceso de deportación desde que fue arrestado mientras cubría una protesta migratoria en Tennessee recibió asilo en Estados Unidos, informaron sus abogados el jueves.

En una conversación telefónica con The Associated Press, Manuel Durán dijo que una corte de inmigración de Memphis le otorgó el asilo, cuatro años después de que fue arrestado mientras trabajaba para un medio noticioso en español.

Durán, de 46 años, había luchado por obtener asilo desde que fue arrestado el 3 de abril de 2018 mientras cubría una protesta contra las políticas migratorias en Memphis. Los manifestantes habían bloqueado una calle frente a un tribunal en el centro de la ciudad para conmemorar el 50mo aniversario del asesinato del reverendo Martin Luther King Jr., el 4 de abril.

Subsecuentemente se le retiraron los cargos relacionados con la protesta, pero agentes de inmigración lo detuvieron inmediatamente después de que fuera liberado de prisión. La policía de Memphis negó que Durán hubiese sido detenido por su cobertura, en la que criticó las labores policiales.

Durán pasó tiempo detenido en instalaciones de Luisiana y Alabama hasta que fue liberado de un centro de detención en este último estado en julio de 2019, luego de que depositó una fianza de 2.000 dólares establecida por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus iniciales en inglés).

La Corte de Apelaciones del 11vo Circuito en Atlanta le había otorgado a Durán una protección indefinida a ser deportado en lo que se debatía su caso. Los colectivos Southern Poverty Law Center y Advocates for Immigrant Rights ayudaron a representarlo.

La resolución positiva de mi caso el día de hoy es una victoria en la lucha por defender la Primera Enmienda constitucional, dijo Durán en un comunicado difundido por el Southern Poverty Law Center. Esta victoria va dedicada a todos los periodistas que son perseguidos en este momento, porque ningún periodista debería tener miedo de realizar su trabajo".

Casey Bryant, director ejecutivo de Advocates for Immigrant Rights, dijo que el juez de inmigración en el caso de Durán destacó que la Primera Enmienda es uno de los derechos más preciados de esta nación y le agradeció a Manuel por su valentía al atreverse a reportar acerca de la corrupción en El Salvador.

El ICE había dicho que Durán fue detenido únicamente porque tenía pendiente una orden de deportación de 2007, luego de no presentarse a una audiencia en la corte. Durán comentó que no recibió una notificación con fecha y hora para comparecer ante el tribunal. Activistas a favor de la inmigración y organizaciones defensoras de la libertad de prensa se expresaron en contra de su detención.

La Junta de Apelaciones de Inmigración había reabierto el caso de Durán. Sus abogados buscaron el asilo para él, argumentando que las condiciones para los periodistas habían empeorado en El Salvador y que podría estar en peligro en caso de regresar. El panel de inmigración reconoció el deterioro en las condiciones para los reporteros de la nación centroamericana desde su orden de deportación inicial.

La Asociación Nacional de Periodistas Hispanos, Reporteros Sin Fronteras, Associated Press Media Editors y otros grupos habían presentado peticiones amicus curiae en apoyo de Durán, dijo el Southern Poverty Law Center.