Tornado de Nueva Orleans fue el 2do más fuerte en el área

Un tornado que mató a un hombre cerca de Nueva Orleans esta semana fue el segundo más intenso registrado en el área metropolitana y dejó un rastro de 18,5 kilómetros (11,5 millas) hacia el norest...

Un tornado que mató a un hombre cerca de Nueva Orleans esta semana fue el segundo más intenso registrado en el área metropolitana y dejó un rastro de 18,5 kilómetros (11,5 millas) hacia el noreste a través de tres distritos, dijo el jueves el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos.

Sus vientos alcanzaron los 257 kilómetros por hora (160 millas por hora) el martes por la noche en la comunidad suburbana de Arabi, en el distrito de San Bernardo, lo que lo convierte en un tornado F-3, según un informe preliminar publicado el jueves.

El meteorólogo Christopher Bannan dijo que este tornado es el segundo más grande detrás de un F-4 que azotó a Laplace en 1983. El este de Nueva Orleans fue golpeado por un tornado F-3 en 2017, pero sus vientos máximos se estimaron en 241 kilómetros por hora (150 millas por hora), señaló.

El tornado del martes dañó cerca de 300 inmuebles en el distrito de San Bernardo, demoliendo 41 de ellos y causando daños importantes a otros 92, dijo el jueves el jefe de bomberos del estado, Butch Browning. Su oficina informó que los funcionarios de los distritos de Orleans y Jefferson no solicitaron una evaluación de los daños.

El servicio meteorológico informó que el tornado comenzó en la orilla oeste del río Mississippi y se trasladó a través de los vecindarios de los distritos de Jefferson y Orleans. Luego cruzó el río hacia Arabi, donde los equipos del servicio meteorológico encontraron dos áreas de actividad de nivel F-3. Desde allí continuó hacia el noreste hasta el este de Nueva Orleans.

En la localidad de Arabi, el fenómeno metereológico levantó una casa y la lanzó a la calle, atrapando a una niña que estaba conectada a un respirador. Los bomberos la rescataron.

Según el informe, la casa había sido construida en los últimos seis meses y estaba levantada sobre bloques de hormigón, pero las torres de los bloques estaban amarradas tanto a la casa como a los cimientos, con un amarre adicional de la casa directamente a los cimientos.

La construcción se mantuvo unida, pero se desplazó unos 50 metros hacia el norte y giró unos 90 grados, dice el informe. La casa de al lado también fue levantada de los cimientos, desplazada y destruida en su mayor parte. Esta también tenía algunas evidencias de ataduras a los cimientos.

Se estima que en ese lugar los vientos fueron de 240 kilómetros por hora (160 millas por hora), según el informe.