Corte de la Haya rechaza objeciones de Ecuador a laudos

La Corte de Distrito de La Haya mediante un fallo rechazó las reclamaciones de Ecuador de anular, o dejar sin efecto, diversos laudos arbitrales en su contra, emitidos por un Tribunal de Arbitraje...

La Corte de Distrito de La Haya mediante un fallo rechazó las reclamaciones de Ecuador de anular, o dejar sin efecto, diversos laudos arbitrales en su contra, emitidos por un Tribunal de Arbitraje internacional, se informó el viernes.

El fallo de esa Corte, al que tuvo acceso The Associated Press, destacó que los pedidos de Ecuador basados en la "violación del orden público o las buenas costumbres ... en que Ecuador pretende argumentar sus afirmaciones, deben (también) llevar a la conclusión de que el Tribunal se excedió en su mandato, este argumento, que carece de explicación alguna, debe ser rechazado".

Añadió que "ninguno de los argumentos presentados por Ecuador para dejar sin efecto los laudos arbitrales dieron en el blanco" por lo cual las reclamaciones "fueron negadas" en el fallo, emitido el miércoles, pero recién dado a conocer el viernes.

Los laudos disponían que Ecuador tome acciones dentro y fuera del país para evitar la ejecución de una millonaria sentencia en contra de Chevron emitida por un tribunal de justicia ecuatoriano, también disponía que este país reconozca un acuerdo final de remediación ambiental suscrito en 1998 y que liberó de responsabilidad posterior a esa empresa.

Ese Tribunal conoce el caso por efecto del Tratado de Inversiones Bilaterales entre Ecuador y Estados Unidos, administrado por la Corte Permanente de Arbitraje de Holanda.

La AP llamó a la Procuraduría de Ecuador y dejó un recado requiriendo una reacción, pero no obtuvo una respuesta inmediata.

Un comunicado de Chevron aseveró que esta decisión "refuerza la integridad del procedimiento arbitral, y asegura que se responsabilizará a Ecuador por las violaciones de sus compromisos internacionales".

El caso entre Ecuador y Chevron - antes Texaco- comenzó en 1994 cuando un grupo de pobladores de la Amazonia ecuatoriana acusó legalmente a la petrolera de contaminación y daños por la exploración y extracción de petróleo entre 1972 y 1990.

Los demandantes lograron que en 2011 un juez ecuatoriano sentenciara a la compañía al pago de 9.500 millones de dólares, pero Chevron ha argumentado que un acuerdo de 1998 entre la entonces Texaco y el gobierno ecuatoriano, tras una limpieza de la zona con un costo de 40 millones de dólares, la eximió de cualquier responsabilidad

El caso se mantiene en medio de demandas cruzadas entre los ecuatorianos y Chevron tanto en Estados Unidos como en la Corte Internacional de Justicia en La Haya.