China: el desarrollo militar de islas entra en sus derechos

China dijo el martes que tiene derecho a desarrollar las islas del Mar de China Meridional como considere oportuno, tras las acusaciones de Estados Unidos de que ha militarizado al menos tres de las i...

China dijo el martes que tiene derecho a desarrollar las islas del Mar de China Meridional como considere oportuno, tras las acusaciones de Estados Unidos de que ha militarizado al menos tres de las islas que construyó en el disputado paso marítimo, violando un compromiso previo.

El establecimiento de instalaciones de defensa nacional necesarias en su propio territorio es un derecho inherente a todo país soberano y está en consonancia con el derecho internacional, que está fuera de duda, dijo Wang Wenbin, vocero del Ministerio de Exteriores, en su conferencia de prensa diaria.

La actividad militar estadounidense en la zona busca causar problemas y hacer provocaciones, afirmó Wang, añadiendo que esto amenaza seriamente la soberanía y la seguridad de los países costeros y socava el orden y la seguridad de la navegación en el Mar de China Meridional".

El almirante John C. Aquilino, comandante de las fuerzas estadounidenses en la región Indo-Pacífico, dijo el domingo que China instaló sistemas de misiles antibuque y antiaéreos, aviones de combate, sistemas de láser y de intercepción de ondas radiales, en un paso cada vez más agresivo que amenaza a todas las naciones que operan cerca.

Según Aquilino, las acciones de Beijing suponen un agudo contraste con las afirmaciones de su presidente, Xi Jinping, quien en el pasado dijo que no transformaría los islas artificiales en aguas disputadas en bases militares. Esta iniciativa forma parte del intento de China por mostrar su poderío militar, apuntó.

Creo que en los últimos 20 años hemos visto la mayor concentración de fuerzas por parte de China desde la segunda Guerra Mundial, dijo Aquilino en una entrevista con The Associated Press. Han avanzado todas sus capacidades y esa intensificación de su poderío bélico está desestabilizando a la región.

China reclama como propio casi todo el Mar de China Meridional, donde hay caladeros de pesca y minerales submarinos, además de rutas marítimas por donde anualmente circulan bienes con un valor estimado de 5 billones de dólares.

Beijing se niega a reconocer los reclamos de otros cinco gobiernos sobre una parte o la totalidad de la vía y rechazó el fallo de un tribunal de arbitraje respaldado por Naciones Unidas que invalidó sus reclamaciones históricas en base a la Convención de la ONU sobre Derecho Marítimo.

Las islas militarizadas están entre las siete que China ha construido en los últimos años colocando arena y concreto sobre los arrecifes de coral, causando graves daños al ecosistema marino.