Texas: Bomberos esperan controlar incendio al bajar vientos

Los bomberos en Texas esperan lograr avances el sábado contra un enorme conjunto de incendios que ha matado a una persona y calcinado al menos 50 casas, informaron funcionarios.

Los bomberos en Texas esperan lograr avances el sábado contra un enorme conjunto de incendios que ha matado a una persona y calcinado al menos 50 casas, informaron funcionarios.

Se prevé que los vientos se calmen el sábado, lo que aumenta la esperanza de que se controlen las llamas, dijo íngel López, vocero de la fuerza especial que combate los incendios cerca de Eastland, unos 200 kilómetros (120 millas) al oeste de Dallas.

Sin embargo, se pronostica que las ráfagas de viento regresen el sábado, lo que otra vez aumenta el riesgo de que el incendio alcance niveles críticos en el oeste y centro de Texas, agregó.

Al menos 50 casas han sido destruidas por las llamas y es posible que se encuentren más, informó el viernes el gobernador Greg Abbott en conferencia de prensa. Declaró un desastre en los 11 condados más afectados por los incendios. Los Servicios Forestales A&M de Texas advirtieron que los incendios también podrían afectar partes de Oklahoma y Kansas, y Nebraska advirtió que hay un riesgo de incendio extremo.

El Departamento de Policía del condado Eastland dio a conocer más detalles de la muerte de la sargento Barbara Fenley. El departamento señaló en un comunicado que el jueves visitaba casa por casa para persuadir a los residentes a desalojar sus viviendas y lo último que se supo es que iría a ver a una persona mayor.

Al empeorar las condiciones extremas y haber poca visibilidad debido al humo, la sargento Fenley se salió del camino y quedó envuelta por las llamas, según el comunicado.

Para la tarde del viernes, los incendios habían consumido unos 330 kilómetros cuadrados (130 millas cuadradas), aproximadamente 185 kilómetros cuadrados (70 millas cuadradas) sólo en el complejo Eastland, según el Servicio de Bosques A&M de Texas. Los incendios en ese complejo sólo se habían contenido en 4% para la tarde del viernes, con llamas arrasando entre la espesa maleza y campos de césped.

Aproximadamente 18.000 personas viven en el condado Eastland. Unas 475 casas fueron desalojadas en el pueblo de Gorman, dijo Matthew Ford, vocero de la agencia.