EEUU aplica sanciones a cártel guatemalteco Los Huistas

Los Departamentos de Estado, Justicia y Tesoro de Estados Unidos sancionaron el viernes a miembros del cártel de Los Huistas, una organización criminal transnacional dedicada al narcotráfico en Gua...

Los Departamentos de Estado, Justicia y Tesoro de Estados Unidos sancionaron el viernes a miembros del cártel de Los Huistas, una organización criminal transnacional dedicada al narcotráfico en Guatemala con nexos con cárteles mexicanos y conexiones con políticos guatemaltecos.

El Departamento del Tesoro a través de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por su sigla en inglés) anunció sanciones financieras a todos los miembros y líderes de Los Huistas señalados como organización de trafico de drogas, pues sus acciones amenazan a la gente y la seguridad de los Estados Unidos y Guatemala, dijo en un boletín de prensa.

Según la entidad Los Huistas tienen conexiones con el Cártel de Sinaloa y el de Jalisco Nueva Generación que operan en México.

Los Huistas, según las acusaciones estadounidenses, contrabandean la droga desde Guatemala usando cárteles mexicanos. Además producen heroína y fabrican metanfetaminas.

Los Huistas controlan los campos de cultivo de amapola en la región montañosa que abarca los departamentos guatemaltecos de Huehuetenango y San Marcos y ha importado precursores químicos de China para fabricar metanfetamina, dijo el Departamento del Tesoro.

Grupos criminales como Los Huistas contribuyen a la inestabilidad en Guatemala y la región, dijo el subsecretario del Tesoro para Terrorismo e Inteligencia Financiera, Brian E. Nelson.

La organización de tráfico de drogas de Los Huistas contrabandea narcóticos mortales, incluyendo cocaína, metanfetamina y heroína, desde Guatemala a través de México para su distribución en múltiples ciudades de Estados Unidos. El Tesoro y nuestros socios del gobierno de Estados Unidos y Guatemala continuarán utilizando todos los recursos disponibles para desmantelar estas redes criminales, agregó Nelson.

Las sanciones implican el congelamiento de las propiedades o bienes en Estados Unidos de las personas designadas y la prohibición de todo tipo de transacciones con ellas de parte de estadounidenses o dentro de Estados Unidos.

Entre los acusados están los líderes Eugenio Darío Molina López y Aler Baldomero Samayoa Recinos, alias Chicharra, que controlan las operaciones y el transporte de la droga.

También están Roger Antulio Samayoa Montejo, Werner Darío Molina Montejo y Axel Bladimir Montejo Sáenz -hijos y yerno de Molina López-, Freddy Arnoldo Salazar Flores, yerno de Samayoa Recinos. y Ervin René Moreno López, contador de la organización.

La OFAC también designó a la empresa cafetera Compradores y Exportadores Café Captzín Sociedad Anónima, con sede en La Democracia, Huehuetenango, por ser propiedad, controlada o dirigida directa o indirectamente por Molina López.

El Departamento de Justicia reveló también dos acusaciones en casos separados contra Samayoa Recinos y su yerno Salazar Flores, actual diputado suplente al Parlamento Centroamericano, por conspiración para distribuir cinco kilogramos de cocaína para su envío a Estados Unidos.

En 2018 la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala -un órgano de Naciones Unidas que desarticuló grupos del crimen organizado y corrupción en Guatemala durante 12 años-, anunció por primera vez investigaciones contra Los Huistas a los que acusó de narcoactividad e identificó a Samayoa Recinos como el líder.

La investigación también incluyó a Henry Hernández Herrera, hermano de la ex vicepresidenta del Congreso guatemalteco Sofía Hernández, como uno de los miembros de la organización. Hernández fue condenado por obstaculización de la acción penal por supuestamente presentar documentación falsa para liberar a un hombre que había sido detenido con dinero presuntamente de Los Huistas. Recuperó su libertad pero fue asesinado en enero pasado.

Según las acusaciones Samayoa-Recinos y Salazar Flores habrían empezado a traficar drogas hacia Estados Unidos en 2006.

El Departamento de Estado también ofreció una recompensa de hasta 10 millones de dólares por información que conduzca al arresto del guatemalteco Eugenio Darío Molina-López, a quien considera líder de Los Huistas.

Los Huistas operan principalmente en la región de Huehuetenango, en el noroeste de Guatemala que limita con México.

Este es otro ejemplo del enfoque coordinado del gobierno de Estados Unidos para combatir el crimen organizado transnacional en América Central, dijo el Departamento de Estado en su comunicado.