Israel: Muere destacado rabino ultraortodoxo

El rabino Chaim Kanievsky, uno de los líderes más influyentes de la colectividad judía ultraortodoxa, murió el viernes. Tenía 94 años.

El rabino Chaim Kanievsky, uno de los líderes más influyentes de la colectividad judía ultraortodoxa, murió el viernes. Tenía 94 años.

Entre los abundantes mensajes de condolencias, el del primer ministro Naftali Bennett calificó a Kanievsky de auténtico líder público que vivió con modestia y dirigió a decenas de miles con sabiduría, raciocinio y un inusual nivel de conocimientos.

En las colectividades ultraortodoxas, conservadoras e insulares, sus miembros son profundamente devotos de sus principales rabinos, a los que piden consejo sobre todo, desde la política hasta los aspectos más mundanos de la vida cotidiana.

En los primeros días de la pandemia de coronavirus, Kanievsky reclamó que las escuelas religiosas permanecieran abiertas en desafío a las autoridades de salud pública y, según trascendidos, dijo que la mejor manera de combatir el virus era abstenerse de chismes, practicar la humildad y ayudar a los demás.

Sin embargo, posteriormente exhortó a la gente a tomar precauciones cuando el virus arrasó con su pueblo de Bnei Brak, donde reside una gran comunidad ultraortodoxa. Él mismo contrajo el mal en octubre de 2020.

La violación generalizada de las restricciones por los ultraortodoxos agravó las tensiones entre su comunidad y los israelíes seculares.

Los ultraortodoxos, o haredim, constituyen el 12% de los 9,5 millones de israelíes, pero ejercen un poder político desproporcionado porque sus partidos suelen definir las coaliciones gobernantes. Se les conoce también por sus enormes manifestaciones que suelen caer en la violencia cuando sienten que su estilo de vida está siendo amenazado.

Kanievsky nació en 1928 en Pinsk, en la actual Bielorrusia, donde su padre también era un rabino influyente.