Nicaragua: denuncian asesinato atroz de líder indígena

Un líder indígena mayangna fue víctima de un asesinato atroz a manos de presuntos colonos (invasores de tierras) en una comunidad de la región norcaribe de Nicaragua, denunció el miércoles el am...

Un líder indígena mayangna fue víctima de un asesinato atroz a manos de presuntos colonos (invasores de tierras) en una comunidad de la región norcaribe de Nicaragua, denunció el miércoles el ambientalista Amaru Ruiz, presidente de la ONG ecologista Fundación del Río.

Ruiz dijo a The Associated Press que Salomón López Smith, de 52 años, fue encontrado muerto el pasado lunes en la zona de Pansunwás, territorio Matumbak, una semana después de haber sido reportado como desaparecido por su sobrino Noé Coleman, diputado suplente indígena ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Su cadáver presentaba huellas de tortura, lo que indica que fue un asesinato cometido con saña, con odio, propio del actuar de los colonos, señaló el ambientalista. López Smith es el primer dirigente mayangna ejecutado este año en el Territorio Sauni As, donde al menos 28 indígenas y líderes comunitarios fueron asesinados en los últimos dos años, según Ruiz.

Este crimen sigue el mismo patrón de otros registrados en años anteriores: Salomón fue secuestrado mientras trabajaba en su parcela, fue llevado con rumbo desconocido y posteriormente asesinado de forma atroz, agregó.

Por su parte, en un comunicado, el Gobierno Territorial Mayangna de Sauni Arungka detalló que el cuerpo de López Smith presentaba visibles señales de tortura, así como dos orificios de bala de escopeta en la espalda, lo cual se traduce en acto criminal y con odio.

El Gobierno Territorial se había declarado en estado de alerta la semana pasada, tras la desaparición del dirigente indígena y ante una posible invasión de sus tierras. En esa ocasión se dijo que López Smith había sido encontrado con vida, versión que luego se descartó.

Según Amaru Ruiz, el líder mayanga fue asesinado por grupos de colonos en el territorio, debido a que era un líder con mucho arraigo entre la población, que defendía las tierras comunales y promovía el deporte en la comunidad.

Hasta el momento las autoridades no han informado sobre el suceso. Ruiz recordó que en otros casos la Policía Nacional ha atribuido estos asesinatos a supuestas rencillas personales entre los comunitarios, móvil que el dirigente ambientalista descarta.

Las muertes por rencillas no coinciden con lo que dice la comunidad ni con el patrón de saña en la actuación de los invasores de tierras, que violan mujeres y niñas, mutilan y matan a los dirigentes comunitarios para apropiarse de los recursos naturales de sus territorios, destacó Ruiz.

Datos de la Fundación del Río indican que el 60% de los territorios mayangnas se encuentran invadidos por unos 5.000 colonos que comenzaron a ingresar en la zona desde 2015 y que han provocado el desplazamiento de al menos 3.000 indígenas de sus comunidades.

Según la ONG Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), la invasión a los territorios indígenas podría llevar a la desaparición por exterminio de más de 300 comunidades autóctonas ubicadas en la región norcaribe de Nicaragua.