BMW y VW advierten sobre escasez de componentes en Ucrania

BMW y Volkswagen advirtieron esta semana que la invasión de Rusia a Ucrania está generando una escasez de componentes fundamentales, lo que ha reducido la producción de vehículos en Europa.

BMW y Volkswagen advirtieron esta semana que la invasión de Rusia a Ucrania está generando una escasez de componentes fundamentales, lo que ha reducido la producción de vehículos en Europa.

Los dos fabricantes automotrices alemanes han señalado que la guerra está teniendo un efecto negativo en la cadena de suministros de la industria, que de antemano se había visto afectada por una escasez de semiconductores.

BMW indicó el miércoles que el cuello de botella con el que lidian sus proveedores en Ucrania ha obligado a la automotriz a ajustar o detener la producción en varias de sus fábricas, lo que es probable que tenga un impacto negativo en la venta de vehículos.

Ucrania es, por supuesto, hogar de muchos proveedores, por lo que nosotros también tendremos que enfrentar interrupciones de la producción y alteraciones del suministro de componentes importantes, dijo Maximilian Schoeberl, director de asuntos corporativos de BMW, en una transmisión vía internet sobre los ingresos de la empresa.

Ejecutivos de ambas compañías han afirmado que se vive una escasez de mazos de cables, que son conjunto de alambres o cables eléctricos que transmiten señales o energía, debido a que sus principales proveedores se encuentran en el oeste de Ucrania.

BMW detalló que la guerra ha obligado a sus proveedores a reducir o suspender la producción de mazos de cables, lo que a su vez forzó a la automotriz a reducir su propia producción. La compañía agregó que está reanudando la producción en dos fábricas en Alemania esta semana, y que se espera que su mini fábrica en Oxford, Inglaterra, haga lo mismo la próxima semana.

Pero lo que queda claro es que la situación continuará siendo volátil, dijo Schoeberl.

Nicolas Peter, jefe de finanzas de BMW, aseveró que se espera que los precios de la materia prima cuente a la compañía cientos de millones de euros. La invasión a Ucrania disparó los precios de la materia prima ante la preocupación de que restrinja los suministros desde Rusia, un importante productor de metales como el níquel y el paladio que se usan en la producción de automóviles.

Volkswagen añadió que también está sacando algunas de la producción vehicular de Europa y dirigiéndola a otras regiones, como China y Sudamérica.