Sarah Burton trae la casa de Alexander McQueen a Nueva York

Sarah Burton trajo la casa de Alexander McQueen a Nueva York por primera vez en 23 años, con un desfile el martes por la noche en medio de enormes pilas de astillas de madera dispuestas en un almacé...

Sarah Burton trajo la casa de Alexander McQueen a Nueva York por primera vez en 23 años, con un desfile el martes por la noche en medio de enormes pilas de astillas de madera dispuestas en un almacén de Brooklyn.

El micelio, la alternativa del hongo al cuero, estaba en la mente de Burton como tema, y ‹‹los toques que evocaban los hongos se cosieron o tejieron en algunos de sus looks de otoño-invierno. Pero nada de eso se usó para hacer la ropa. La sucesora de Lee Alexander McQueen dijo a la prensa después del show que todavía está experimentando con cuero de hongo sostenible y otras alternativas mientras sigue utilizando cuero real.

El desfile abrió con un vestido asimétrico en cuero negro con bustier, e intercaló otros looks negros con toques de amarillo neón, verde, rojo y naranja. Había trajes cruzados blancos con un efecto de pintura en aerosol amarillo y negro, y otro en la misma línea hecho en rojo que recordaron el famoso desfile de primavera de 1999 de McQueen en el que la modelo Shalom Harlow lució un vestido adornado con pintura dispensada por robots en movimiento.

Una de las modelos de Burton caminó con un suéter de punto multicolor con un enorme hongo amarillo al frente. Un vestido de un solo hombro tenía cristales, cuentas de plata y bordados de setas de perla sobre una base de tul invisible. El ambiente psicodélico también se trasladó a otros diseños, incluido un vestido de tul negro con cuentas de cristal rojo brillante y naranja luminoso, y bordado de lentejuelas.

¿Qué tiene que ver todo eso con Nueva York?

Burton dijo que quería capturar la vitalidad y el carácter de la gran personalidad de la ciudad en sus vestidos, pantalones y abrigos, y que cada pieza tuviera su propio carácter individual. Algunos a la medida estaban muy bien hechos (McQueen comenzó en el Savile Row de Londres). Otros tenían cuidadosos drapeados o encaje cortado, otro guiño a una colección anterior realizada por McQueen, quien se suicidó en 2010.

Aún más piezas de Burton fueron deconstruidas en tejidos, lana y cuero negro pesado con cremallera.

Fue solo la tercera colección presentada en Nueva York por la marca con sede en Londres.

Estados Unidos y Nueva York siempre han sido una gran parte de McQueen y nos han brindado un apoyo increíble como casa, dijo la diseñadora. Es genial honrar eso y venir a presentar a Nueva York. Es un lugar increíble.

En cuanto al micelio, Burton se inspiró en los colores brillantes de los hongos reales que estaba mirando un día. El micelio es la porción primaria de la planta de un hongo compuesta por miles de filamentos delicados entretejidos con células que ofrecen una respuesta inmune para los hongos.

La colección, dijo en sus notas del desfile, se inspiró en la idea de comunidad, en que el micelio específicamente y la naturaleza en general es una comunidad que es mucho, mucho más antigua que nosotros.

Entre bastidores, Burton agregó que realmente ama la forma en que los árboles hablan entre sí y se curan entre sí. Dados dos años de pandemia, dijo, eso parece más importante que nunca para los humanos que caminan entre ellos. Esos humanos incluyen a celebridades como Letitia Wright y Danai Gurira, quienes estaban sentadas en primera fila.

Burton dijo que el 85% de la colección estaba hecha de tela sostenible y reciclada. Las astillas de madera que se usaron para crear su austero conjunto provinieron de árboles caídos y se enviarán a una granja para que las use un artista. En cuanto a las alternativas de cuero, indicó que algún día la casa llegará a ser libre de cuero.

Sí, estoy segura de que en algún momento, dijo Burton. Estamos tratando de encontrar otras maneras.

___

Leanne Italie está en Twitter como http://twitter.com/litalie.