México deporta a EEUU a líder del Cártel del Noreste

México deportó el martes a Estados Unidos a Juan Gerardo Treviño, un ciudadano estadounidense que lideraba el Cártel del Noreste acusado en su país de varios cargos relacionados con narcotráfico...

México deportó el martes a Estados Unidos a Juan Gerardo Treviño, un ciudadano estadounidense que lideraba el Cártel del Noreste acusado en su país de varios cargos relacionados con narcotráfico y lavado de dinero y cuya captura el domingo provocó fuertes enfrentamientos y ataques a objetivos militares y civiles en la ciudad de Nuevo Laredo, fronteriza con Texas, incluido el consulado estadounidense.

Según explicó Ricardo Mejía, subsecretario de Seguridad Pública, Treviño, alias El Huevo, no tenía nacionalidad mexicana y no había registros de su entrada legal al país por lo que procedió la deportación de acuerdo con el convenio de cooperación mutua que existe entre México y Estados Unidos.

La entrega a las autoridades estadounidenses tuvo lugar a primera hora de la madrugada del martes por la frontera de Tijuana con San Diego, en California, después de que El Huevo fuera evacuado de Nuevo Laredo en helicóptero hacia la ciudad norteña de Piedras Negras y posteriormente trasladado a la capital mexicana donde estuvo por algunas horas antes de ser llevado nuevamente a la frontera para su deportación. Treviño quedó detenido en Estados Unidos por cargos emitidos en el estado de Texas.

Mientras tanto, Nuevo Laredo, principal cruce comercial entre México y Estados Unidos, hervía. El arresto provocó enfrentamientos y quema de vehículos y el lunes por la mañana la ciudad amaneció totalmente paralizada.

Según confirmaron las autoridades mexicanas en conferencia de prensa, el arresto provocó enfrentamientos y quema de vehículos, con 13 bloqueos en carreteras, 22 agresiones a instalaciones militares y 16 a instalaciones civiles, incluidas las oficinas del Consulado de Estados Unidos. Todo ello derivó en el cierre temporal de dos de los puentes fronterizos que conectan con Texas.

Las autoridades informaron que durante las diversas agresiones no se reportaron heridos ni fallecidos.

He planteado nuestra grave preocupación sobre estos incidentes y la seguridad de nuestros empleados directamente con el gobierno de México, dijo el lunes embajador estadounidense Ken Salazar.

Luis Cresencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional, dijo que fueron enviados más de 700 elementos y cuatro helicópteros artillados para reforzar seguridad en Tamaulipas. Vamos a aprovechar este refuerzo precisamente para garantizar la seguridad de los ciudadanos y también para explotar la información que tenemos sobre este grupo delictivo y obtener resultados contra la organización criminal, agregó el general.

Al ser preguntado sobre el posible reforzamiento de la seguridad en otras regiones del norte del país ante el riesgo de nuevos ataques del grupo delictivo, el secretario de la Defensa indicó que todas las fuerzas "están en alerta para poder apoyar los esfuerzos que se van a estar llevando en estos días.

Treviño, además de ser la cabeza visible del Cártel del Noreste, una escisión de Los Zetas, lideraba también el grupo de sicarios llamado Tropas del Infierno y las autoridades lo acusan de generar violencia en cinco estados del país y en la región de la llamada frontera chica del estado de Tamaulipas, la de mayor cruce ilegal de migrantes hacia Estados Unidos.

Además de las acusaciones relacionadas con el tráfico de drogas y de armas, y conspiración para lavado de dinero, en Estados Unidos también era buscado por emplear a menores para actividades de narcotráfico.

Cuando fue detenido, Treviño tenía en su poder dos armas largas de uso exclusivo del ejército, y contaba con tres órdenes de aprehensión, la estadounidense y dos en México, una en Tamaulipas por extorsión y asociación delictuosa y otra en el también fronterizo estado de Coahuila por homicidio doloso y terrorismo. En esa región se le vincula al ataque contra Villa Unión, un municipio de la frontera que quedó arrasado a finales de 2019 al entrar una caravana de sicarios y donde murieron 24 personas, entre ellos policías, civiles y presuntos delincuentes.

Mejía indicó que los cargos por diversos delitos que enfrenta Treviño en Coahuila y Tamaulipas subsistirán y seguirán pendientes.

Juan Gerardo Treviño Chávez es familiar de Miguel íngel Treviño Morales, El Z-40, el máximo líder del cártel de Los Zetas que fue detenido en 2013 y actualmente está preso en México.

Las detenciones de líderes delincuenciales importantes suelen suscitar violencia posterior porque hay reacomodos de fuerzas y liderazgos en el seno del grupo criminal.

Nuevo Laredo es un territorio ansiado por el Cartel de Jalisco Nueva Generación, que quiere irrumpir en la zona. Más al este, también en Tamaulipas, el control criminal está en manos del Cartel del Golfo.