Rusia: piden pena de 13 años para el líder opositor Navalny

Las autoridades rusas piden una condena de 13 años de prisión para el dirigente opositor Alexei Navalny en un juicio que según los detractores del Kremlin es un intento de mantener al adversario de...

Las autoridades rusas piden una condena de 13 años de prisión para el dirigente opositor Alexei Navalny en un juicio que según los detractores del Kremlin es un intento de mantener al adversario del presidente Vladimir Putin en prisión la mayor cantidad de tiempo posible.

Navalny ya está purgando una pena de dos años y medio en una colonia penal al este de Moscú. En este caso se le acusa de fraude y desacato a la corte. La fiscalía lo acusa de malversar los fondos recaudados por su fundación a lo largo de los años y de insultar a un juez durante su juicio anterior. Navalny rechaza todos los cargos, que según él responden a motivaciones políticas.

En su alegato final el martes la fiscalía pidió 13 años en una prisión de máxima seguridad para el activista contra la corrupción y una multa de 1,2 millones de rublos (unos 10.700 dólares). No estaba claro si, de ser condenado, cumpliría la pena al mismo tiempo que la otra o a continuación de ésta.

El principal aliado de Navalny, Leonid Volkov, quien abandonó Rusia donde se lo acusa de varios cargos criminales, dijo el martes en un mensaje den Facebook que las autoridades quieren que permanezca en prisión hasta el fin de la vida de una de dos personas: Navalny mismo o Vladimir Putin.

Después del alegato de la fiscalía, el juez decretó un breve receso antes de escuchar el de la defensa.

El juicio, que comenzó hace exactamente un mes, se desarrolló en una corte improvisada en la colonia penal donde Navalny purga su pena por violar las condiciones de su libertad condicional. Sus partidarios protestaron el traslado del juicio desde un tribunal en Moscú, y sostienen que ha limitado el acceso de la prensa al proceso.

Navalny, de 45 años, se ha presentado en las audiencias con traje de presidiario. Pronunció varios largos discursos en los que rechazó los cargos en su contra por falsos.

Navalny fue arrestado en enero de 2021 a su regreso de Alemania, donde pasó cinco meses de convalecencia tras un envenenamiento del que acusa al Kremlin, y que éste rechaza enérgicamente.