Eslovaquia desbarata red de espionaje ruso en su territorio

Eslovaquia ha desbaratado una red de espionaje ruso en su territorio, dijeron las autoridades el martes.

Eslovaquia ha desbaratado una red de espionaje ruso en su territorio, dijeron las autoridades el martes.

El jefe de la policía Stefan Hamran dijo que cuatro eslovacos han sido detenidos y dos de ellos enfrentan juicios por espionaje y soborno.

El fiscal Daniel Lipsic dijo que las condenas, si los juzgan y declaran culpables, pueden ser de hasta 13 años.

Se trata de casos graves, dijo Lipsic. Es cooperación pagada de largo plazo con el servicio de inteligencia militar ruso, llamado GRU.

Se les acusa de recolectar información estratégica y altamente confidencial acerca de Eslovaquia, sus fuerzas armadas y la OTAN y entregarla a oficiales encubiertos de la GRU basados en la embajada rusa en Bratislava a cambio de dinero, dijo Hamran. Añadió que es un caso inédito en Eslovaquia.

Lipsic dijo que los sospechosos recibieron decenas de miles de euros de los espías rusos.

La información que buscaba el servicio de inteligencia ruso también tenía que ver con Ucrania, dijo Lipsic en conferencia de prensa en Bratislava. No entró en detalles.

La cancillería eslovaca anunció la expulsión de tres diplomáticos rusos tras evaluar la información de sus servicios de inteligencia sobre espionaje y sobornos. Dijo que los tres tienen plazo de 72 horas para abandonar el país.

Uno de los acusados, identificado como Pavel B., era el titular de la cátedra de Seguridad y Defensa en la Academia de las Fuerzas Armadas, situada en la población norteña de Liptovsky Mikulas. Según las autoridades, sus relaciones secretas con cuatro agentes de la GRU se remontaban a 2013.

El otro acusado, identificado como Bohus G., trabajaba para un sitio web prorruso llamado Hlavne spravy.

Las autoridades dijeron que los dos confesaron ser culpables. La investigación continúa.