Irán reivindica un ataque junto a consulado de EEUU en Irak

Irán se atribuyó la autoría de una ronda de misiles que cayó el domingo de madrugada cerca del amplio recinto del consulado estadounidense en la ciudad norteña iraquí de Irbil. Teherán lo descr...

Irán se atribuyó la autoría de una ronda de misiles que cayó el domingo de madrugada cerca del amplio recinto del consulado estadounidense en la ciudad norteña iraquí de Irbil. Teherán lo describió como una represalia por un ataque israelí en Siria en el que murieron dos miembros de su Guardia Revolucionaria.

No se reportaron heridos por el ataque, que supuso una escalada considerable de las tensiones entre Estados Unidos e Irán. La hostilidad entre los dos viejos rivales a menudo ha tomado forma en Irak, cuyo gobierno es aliado de los dos países.

La poderosa Guardia Revolucionaria iraní dijo en su sitio web que había realizado el ataque contra un centro estratégico de conspiración israelí en Irbil. No entró en detalles, pero dijo en un comunicado que la propia Israel se había puesto a la ofensiva y mencionó el reciente ataque en el que murieron dos guardias revolucionarios.

Un funcionario estadounidense de defensa y oficiales de seguridad iraquíes dijeron que el ataque se había realizado desde la vecina Irán.

Un funcionario iraquí en Bagdad dijo en principio que varios misiles habían alcanzado el consulado estadounidense en Irbil y que era el blanco del ataque. Más tarde, Lawk Ghafari, responsable de la oficina de medios extranjeros de Kurdistán, dijo que ninguno de los misiles había impactado contra el recinto estadounidense, pero que zonas cercanas al complejo sí habían sido alcanzadas.

Un comunicado emitido por el Ministerio del Interior de la región iraquí del Kurdistán dijo que los misiles se habían lanzado desde fuera de Irak, desde el este, sin mencionar a Irán.

El funcionario estadounidense de defensa dijo que aún no estaba claro con exactitud cuántos misiles se habían lanzado y dónde habían caído. Un segundo funcionario estadounidense dijo que no hubo daños en ninguna instalación del gobierno estadounidense ni indicios de que el consulado era el objetivo, que es nuevo y está desocupado.

Ni el funcionario iraquí ni los estadounidenses estaban autorizados a comentar el suceso con los medios y hablaron bajo condición de anonimato.

La televisora por satélite Kurdistan24, que tiene su oficina cerca del consulado estadounidense, emitió desde su estudio poco después del ataque y mostró cristales rotos y escombros en el suelo de su estudio.

El ataque se produjo varios días después de que Irán dijo que tomaría represalias por un ataque israelí cerca de Damasco, Siria, que mató a dos miembros de su Guardia Revolucionaria. La televisora estatal iraní IRNA citó a medios iraquíes que mencionaban el ataque en Irbil, sin decir de dónde había salido.

El ataque coincidió con un momento de tensión regional. Las negociaciones en Viena en torno al maltrecho acuerdo nuclear de Teherán llegaron a una pausa por las reclamaciones rusas sobre sanciones impuestas a Moscú por su guerra en Ucrania.

Por otro lado, Irán suspendió sus conversaciones secretas mediadas por Irak para reducir las tensiones de los últimos años con su rival regional, Arabia Saudí, después de que Arabia Saudí realizara su mayor ejecución masiva en la historia moderna, en la que ejecutó a tres docenas de chiíes.

Los funcionarios iraquíes de seguridad dijeron que no había bajas del ataque en Irbil, que según dijeron había ocurrido después de la medianoche y provocado daños materiales en la zona. Hablaron bajo condición de anonimato en línea con sus normas internas.

___

Los periodistas de Associated Press Lolita C. Baldor y Matthew Lee en Washington, Zeina Karam en Beirut, Amir Vahdat en Teherán, Irán y Jon Gambrell en Dubái, Emiratos írabes Unidos, contribuyeron a este despacho.