Guerra Rusia-Ucrania: Claves del conflicto

Rusia ha aumentado los ataques en el oeste de Ucrania, alcanzado una base militar en la que tropas ucranianas han entrenado con fuerzas de la OTAN y acercado el conflicto a Polonia y otros miembros de...

Rusia ha aumentado los ataques en el oeste de Ucrania, alcanzado una base militar en la que tropas ucranianas han entrenado con fuerzas de la OTAN y acercado el conflicto a Polonia y otros miembros del bloque.

Unos 30 misiles de crucero se lanzaron contra la base, situada 30 kilómetros (19 millas) al noroeste de la capital regional, Leópolis, según los ucranianos, que informaron de nueve muertos y 57 heridos. No había más información disponible sobre las bajas en un primer momento.

Un diplomático ruso de alto rango dijo el día anterior que Moscú había advertido a Estados Unidos de que consideraba como objetivos legítimos las caravanas extranjeras de equipamiento militar para Ucrania.

En un primer momento no estaba claro para qué se estaba utilizando la base. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha anunciado 200 millones de dólares adicionales en ayudas en forma de armas, servicios militares, educación e instrucción, además de los 6.500 millones de dólares en ayuda militar ya autorizada.

El ataque se produjo al día siguiente de que Rusia bombardeara ciudades de toda Ucrania, como la sureña Mariúpol y las afueras de la capital, Kiev, y frustrara los intentos de evacuar a gente de la violencia.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, acusó a Rusia de intentar fragmentar su país creando pseudorrepúblicas. Pidió a las regiones ucranianas que no repitieran la experiencia de dos zonas rebeldes donde separatistas prorrusos combaten contra fuerzas ucranianas desde 2014.

Mientras las unidades rusas tomaban posiciones para preparar un asalto a la capital ucraniana, Kiev, Zelenskyy dijo que Rusia tendría que arrasar la ciudad y matar a su población para tomarla.

La guerra, que ya está en su tercera semana, ha hecho huir a 2,5 millones de personas del país.

A continuación, algunos elementos clave sobre el conflicto:

¿QUÉ OCURRE EN LA ASEDIADA MARIÚPOL?

Los bombardeos rusos sobre la ciudad portuaria ucraniana de 430.00 personas han sido incansables y más de 1.500 personas han muerto en la ciudad portuaria durante el sitio, según la oficina del alcalde. Las fuerzas rusas bombardearon el centro de la ciudad el sábado mientras los residentes se escondían.

Se han cancelado varios intentos de llevar comida a Mariúpol y evacuar a los civiles debido al fuego ruso. El fuego de artillería incluso ha interrumpido las acciones para sepultar a los muertos en fosas comunes.

Los soldados rusos saquearon un convoy con material humanitario que intentaba llegar a Mariúpol y bloquearon otro, dijo un funcionario ucraniano. Médicos Sin Fronteras dijo que algunos vecinos estaban muriendo por falta de medicamentos y que la ciudad lleva más de una semana sin agua o medicamentos. La gente ha recurrido a hervir agua subterránea o extraída de las conducciones de calefacción, según el grupo humanitario.

Fuerzas rusas capturaron las afueras al este de Mariúpol, según el ejército ucraniano. Tomar Mariúpol y otros puertos en el mar de Azov podría permitir a Rusia establecer un corredor terrestre hasta Crimea, península de la que despojó a Ucrania en 2014.

¿QUÉ HA PRESENCIADO DIRECTAMENTE O CONFIRMADO AP?

Una periodista de The Associated Press presenció ataques de tanques contra una zona de apartamentos de nueve niveles cuando se encontraba entre un grupo de trabajadores médicos atacados el viernes por francotiradores. Una trabajadora médica recibió un disparo de un francotirador en la cadera. Ella sobrevivió, pero las condiciones en el hospital continuaban deteriorándose: la electricidad era reservada para las mesas de cirugía y los pasillos estaban llenos de personas que no tenían a dónde ir.

Una de ellas era Anastasia Erashova, que lloraba y temblaba con un niño dormido en sus brazos. Su otro hijo y el hijo de su hermano habían muerto recientemente durante un ataque de artillería.

Nadie logró salvarlos, dijo ella.

En Irpín, un suburbio a unos 20 kilómetros (12 millas) al noroeste del centro de Kiev, numerosos cadáveres yacían el sábado en las calles y en un parque. Los vecinos del lugar dijeron no tener información sobre qué lugares eran seguros, mientras se oían disparos.

Algunas personas se cobijaron en un sótano oscuro, sin saber con certeza a dónde podían ir o cómo conseguirían comida si se marchaban. Otros emprendieron el viaje con su equipaje a cuestas, cruzando un río donde el puente se ha dañado. Hombres armados cargaban a un anciano en una camilla.

Sergiy Stakhovsky, un tenista profesional ucraniano retirado hace poco dijo que había dejado a su esposa y sus tres hijos en casa en Hungría para regresar a Ucrania y combatir. Dijo a The Associated Press que nunca había pensado que estaría en su ciudad natal con un arma en las manos.

¿QUÉ MíS OCURRE SOBRE EL TERRENO EN UCRANIA?

En el nordeste, el ejército ruso bloqueaba Járkiv, la segunda ciudad más grande del país, a pesar de los esfuerzos para crear nuevos corredores humanitarios alrededor de este y otros centros urbanos.

En varios puntos en torno a Kiev, la artillería pesada hizo que la gente buscara cobijo mientras sonaban las sirenas antiaéreas. Una humareda negra se alzaba desde un depósito de munición bombardeado durante la noche a las afueras de la ciudad, según un video proporcionado por trabajadores de emergencias.

Las fuerzas rusas que se mantuvieron al norte de Kiev durante la mayor parte de la guerra se acercaron a 25 kilómetros (15 millas) del centro de la ciudad y se dispersaron, probablemente para respaldar un intento de cerco, según el Ministerio británico de Defensa.

Los ataques rusos también golpearon por segundo día seguido el aeropuerto de Ivano-Frankivsk, otra ciudad en el oeste de Ucrania, al sur de Leópolis y a 250 kilómetros de la frontera ucraniana con Eslovaquia y Hungría, dos miembros de la OTAN.

El objetivo era sembrar el pánico y el miedo, dijo el alcalde, Ruslan Martsinkiv.

LOS MíS VULNERABLES

Al menos 79 niños han muerto desde el inicio de la invasión el 24 de febrero, según la fiscalía ucraniana. Al menos 2,5 millones de personas han huido del país, según la agencia de refugiados de Naciones Unidas.

Unos 60 niños enfermos de cáncer ucranianos subieron el sábado a un tren medicalizado en Medyka, Polonia, para dirigirse a hospitales en Varsovia y otros lugares. Trabajadores médicos llevaban a algunos de los niños en brazos o en camillas y sillas de ruedas en una estación cerca de la frontera ucraniana.

Dominik Daszuta, anestesiólogo del Hospital de Varsovia, dijo que el tren ha trasladado a 120 niños con cáncer por ahora.

El Ministerio ucraniano de Defensa dijo el sábado que las fuerzas rusas habían bombardeado una caravana de refugiados que huían de Peremoha, un poblado unos 20 kilómetros (12 millas) al nordeste de Kiev. Siete personas habían muerto, incluido un niño.

Los siete fallecidos estaban entre los cientos de personas que intentaban huir de Peremoha. Había un número indeterminado de heridos, según el reporte.

Moscú ha dicho que establecería corredores humanitarios para salir de zonas de conflicto, pero autoridades ucranianas han acusado a Rusia de interferir con esas rutas y disparar a los civiles.