Rusia ataca inmediaciones de Kiev; Mariúpol se tambalea

Las fuerzas rusas atacaron el sábado la ciudad portuaria ucraniana de Mariúpol, dispararon fuego de artillería contra el centro de la ciudad cuando los habitantes buscaran refugio en una mezquita e...

Las fuerzas rusas atacaron el sábado la ciudad portuaria ucraniana de Mariúpol, dispararon fuego de artillería contra el centro de la ciudad cuando los habitantes buscaran refugio en una mezquita emblemática y otras partes para salvarse de las explosiones. La lucha también se libraba en las afueras de la capital, Kiev, mientras Rusia proseguía sus bombardeos contra otras ciudades en el país.

Mariúpol ha resistido parte del peor castigo en Ucrania en lo que va de la invasión de Rusia. Los incesantes bombardeos han impedido los intentos repetidos para llevar alimentos, agua y medicinas a la ciudad de alrededor de 430.000 habitantes y desalojar a los civiles atrapados. Más de 1.500 personas han muerto en Mariúpol durante el sitio, según la oficina del alcalde, y el fuego de artillería incluso ha interrumpido las acciones para sepultar a los muertos en fosas comunes.

Las conversaciones para lograr un alto el fuego fracasaron nuevamente el sábado y cuando Estados Unidos anunciaba planes para suministrar armas por otros 200 millones de dólares a Ucrania, un alto diplomático ruso advirtió que Moscú podría atacar los envíos extranjeros de equipo militar.

El presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy acusó a Rusia de emplear una nueva etapa de terror debido a la supuesta detención del alcalde de una ciudad al oeste de Mariúpol.

Los soldados rusos saquearon un convoy humanitario que intentaba llegar a Mariúpol y bloquearon otro, dijo un funcionario ucraniano. El mando militar ucraniano indicó que las fuerzas rusas capturaron las afueras al este de Mariúpol, con lo que reforzaron el sitio que mantienen sobre el puerto estratégico. La captura de Mariúpol y otros puertos en el mar de Azov podría permitir a Rusia establecer un corredor terrestre hasta Crimea, península de la que despojó a Ucrania en 2014.

Están bombardeando (Mariúpol) 24 horas al día, lanzando misiles. Es odio. Matan a niños, dijo el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy en un discurso en video. Las imágenes satelitales difundidas el sábado por la compañía Maxar mostraron incendios en partes de la ciudad y amplios daños en apartamentos, casas e infraestructura.

Una periodista de The Associated Press que presenció cuando los tanques abrían fuego contra una zona de apartamentos de nueve niveles se encontraba entre un grupo de trabajadores médicos atacados el viernes por francotiradores. una trabajadora médica recibió un disparo de un francotirador en la cadera. Ella sobrevivió, pero las condiciones en el hospital continuaban deteriorándose: la electricidad era reservada para las mesas de cirugía y los pasillos estaban llenos de personas que no tenían a dónde ir.

Una de ellas era Anastasia Erashova, que lloraba y temblaba con un niño dormido en sus brazos. Su otro hijo y el hijo de su hermano habían muerto recientemente durante un ataque de artillería. El cuero cabelludo de Erashova estaba salpicado de sangre.

Nadie logró salvarlos, dijo ella.

En Irpín, un suburbio a unos 20 kilómetros (12 millas) al noroeste del centro de Kiev, numerosos cadáveres yacían el sábado en las calles y en un parque.

Cuando desperté en la mañana, todo estaba cubierto de humo, todo estaba oscuro. No sabemos quién está disparando ni dónde, dijo el residente Serhy Protsenko mientras caminaba por su vecindario. Se escuchaban explosiones a la distancia. No tenemos ningún radio ni información.

Zelenskyy alentaba a su pueblo a que continúe resistiendo.

No tenemos derecho a abandonar nuestra defensa por difícil que tal vez sea, señaló. Más tarde el sábado, Zelenskyy informó que 1.300 soldados ucranianos han muerto desde que comenzó al invasión rusa el 24 de febrero.

Zelenskyy lamentó de nuevo la renuencia de la OTAN a declarar una zona de exclusión aérea sobre Ucrania y dijo que el país ha buscado formas de conseguir medios de defensa antiaérea, sin dar más detalles. El presidente estadounidense Joe Biden anunció otros 200 millones de dólares en asistencia para Ucrania, con los 13.000 millones adicionales incluidos en una iniciativa aprobada en la Cámara de Representantes y que debe recibir la luz verde del Senado en cuestión de días. La OTAN ha advertido que imponer una zona de exclusión aérea podría causar una guerra generalizada contra Rusia.

El presidente ucraniano también acusó a Rusia de detener al alcalde de Melitopol, una ciudad a 192 kilómetros (119 millas) al oeste de Mariúpol. El mandatario pidió a las fuerzas rusas que escuchen los llamados de los manifestantes a favor de la liberación del alcalde en la ciudad ocupada.

En diversas zonas alrededor de Kiev, los residentes buscaban refugio debido a las andanadas de artillería mientras sonaban las sirenas de alarma de un ataque aéreo. El Ministerio de Defensa de Gran Bretaña indicó que las fuerzas rusas que se habían concentrado al norte de la capital se han acercado a 25 kilómetros (15 millas) del centro de la ciudad y se han desplegado, al parecer para apoyar un intento de cerco.

Una caravana de centenares de personas que huían de Peremoha, a unos 20 kilómetros (12 millas) al noroeste de Kiev, se vio obligada a regresar debido al fuego de artillería rusa que causó la muerte de siete personas, incluido un niño, informó el sábado el Ministerio de Defensa de Ucrania. Moscú indicó que podría establecer corredores humanitarios fuera de las zonas de conflicto, pero las autoridades ucranianas han acusado a Rusia de interrumpir esos caminos y disparar contra civiles.

___

Karmanau informó desde Leópolis, Ucrania. Los periodistas de The Associated Press Felipe Dana, Andrea Rosa en Irpín, Andrew Drake en Kiev y otros reporteros en distintas partes del mundo contribuyeron a este despacho.