Rusos avanzan hacia Kiev, mantienen sitio en otras ciudades

Las fuerzas rusas parecían avanzar desde el noreste en su lenta lucha hacia la capital de Ucrania, mientras los tanques y la artillería golpeaban zonas sitiadas con bombardeos tan intensos que los r...

Las fuerzas rusas parecían avanzar desde el noreste en su lenta lucha hacia la capital de Ucrania, mientras los tanques y la artillería golpeaban zonas sitiadas con bombardeos tan intensos que los residentes de una ciudad no pudieron enterrar al creciente número de fallecidos.

En ofensivas anteriores en Siria y Chechenia, la estrategia rusa ha sido aplastar a la resistencia armada con ataques aéreos y bombardeos constantes que arrasaron los centros de población. Este tipo de asalto ha aislado a la ciudad portuaria de Mariúpol, en el sur del país, y Kiev y otros lugares podrían correr un destino similar si la guerra continúa.

En Mariúpol, los incesantes bombardeos han frustrado los repetidos intentos de llevar comida y agua y evacuar a los civiles atrapados. El viernes, un fotógrafo de The Associated Press captó el momento en el que un tanque parecía abrir fuego directamente contra un edificio de departamentos, envolviendo uno de sus laterales en una brillante bola de fuego naranja.

Un ataque letal contra un hospital de maternidad allí esta semana generó indignación en todo el mundo y acusaciones de crímenes de guerra.

La cifra de muertos en la ciudad superaba las 1.500 personas en 12 días de ofensiva, según la alcaldía. Los bombardeos obligaron a los operarios a dejar de cavar zanjas para abrir fosas comunes, por lo que los muertos ni siquiera están siendo enterrados, afirmó el alcalde.

Los servicios de emergencia ucranianos reportaron que se sacaron cinco cuerpos de un edificio residencial bombardeado en Járkiv, incluyendo los de dos mujeres, un hombre y dos niños.

El ejército ruso bloqueaba Járkiv, la segunda ciudad más grande del país, a pesar de los esfuerzos para crear nuevos corredores humanitarios alrededor de este y otros centros urbanos.

Las fuerzas invasoras rusas han tenido más dificultades de las esperadas contra los decididos combatientes ucranianos. Pero el poderío militar ruso amenaza con superar al ejército local a pesar del continuo flujo de armas y otras ayudas que Occidente envía al gobierno elegido democráticamente, de corte occidental.

El conflicto ha llevado a 2,5 millones de personas a huir del país.

Sobre el terreno, las fuerzas del Kremlin parecían estar tratando de reagruparse y recuperar impulso tras sufrir fuertes pérdidas y enfrentar una fuerte resistencia. El Ministerio de Defensa de Gran Bretaña dijo que Rusia está tratando de reajustar y reubicar a sus soldados, preparándose para el operativo contra la capital.

En un ataque por varios frentes sobre la ciudad, el avance ruso desde el noreste parecía prosperar, según un funcionario de Defensa de Estados Unidos que ofreció la evaluación de Washington bajo condición de anonimato. Las unidades de combate se movían desde la retaguardia mientras los soldados se acercaban a menos de 30 kilómetros (20 millas) de la urbe.

Nuevas imágenes satelitales de una firma comercial captaron al parecer fuego de artillería sobre zonas residenciales que están entre las posiciones rusas y la capital. Las imágenes de Maxar Technologíes muestran los destellos y el humo de los cañones de gran tamaño, así como los cráteres causados por el impacto de los obuses y las casas incendiadas en la localidad de Moschun, explicó la compañía.

En los frentes económico y político, Estados Unidos y sus aliados se movilizaron para aislar y sancionar aún más al Kremlin. Joe Biden anunció que Washington reducirá drásticamente su estatus comercial con Rusia y prohibirá la importación de marisco, alcohol y diamantes.

La medida de revocar el estatus comercial de Rusia como nación más favorecida se tomó en coordinación con la Unión Europea y el G7.

___

Felipe Dana y Andrew Drake en Kiev, y otros periodistas de The Associated Press en todo el mundo contribuyeron a este despacho.