Cruz Roja llama a no perder de vista crisis en Yemen

El mundo no debe perder de vista los suplicios que quienes viven bajo la prolongada guerra en Yemen, dijo el viernes una funcionaria de la Cruz Roja, y llamó a la continuación de la ayuda para el pa...

El mundo no debe perder de vista los suplicios que quienes viven bajo la prolongada guerra en Yemen, dijo el viernes una funcionaria de la Cruz Roja, y llamó a la continuación de la ayuda para el país más pobre en el Oriente Medio en momentos en que la invasión rusa a Ucrania atrapa la atención mundial.

Katharina Ritz, jefa de la delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja en Yemen, dijo además que continúan las discusiones sobre posibles intercambios de prisioneros entre los rebeldes hutís y la coalición encabezada por Arabia Saudí en favor del gobierno yemení en el exilio.

Sin embargo, no ha ocurrido un intercambio grande en años mientras la guerra se intensificaba en varios frentes, incluyendo la ciudad de Marib.

Pienso que nuestro deber es responder igualmente a las necesidades y hacer lo mejor que podamos, le dijo a The Associated Press. Pienso que no se trata de si es Ucrania o no. Ahora es Ucrania y Yemen y Siria e Irak y Congo y otros ¦ Tenemos que añadir Ucrania a todas las crisis, pero no debemos cambiar la atención.

Los rebeldes hutís, apoyados por Irán, tomaron Saná, la capital, en septiembre del 2014. Una coalición encabezada por los saudíes entró a la guerra en marzo del 2015 para respaldar al gobierno expulsado del país.

Desde entonces, Yemen se ha convertido en una de las peores crisis humanitarias en el mundo. Más de 150.000 personas han muerto en el conflicto, de acuerdo con el Armed Conflict Location and Event Data Project. Los muertos son combatientes y civiles. La cifra más reciente para civiles muertos fue 14.500.

Los ataques aéreos saudíes han matado a centenares de civiles y destruido infraestructura. Los hutis han usado niños soldados y plantado minas indiscriminadamente en todo el país.

Mientras tanto, la dividida nación ha enfrentado la pandemia de coronavirus y sigue viendo a migrantes africanos tratando de cruzar Yemen y llegar a Arabia Saudí.

El país ha estado al borde de la hambruna durante años, una crisi que pudiera ser empeorada por la guerra de Rusia en Ucrania. Yemen importa 40% de su trigo de Rusia y Ucrania.