EEUU veta importación de alcohol, mariscos y diamantes rusos

El presidente Joe Biden anunció el viernes que Estados Unidos degradará sustancialmente el estatus comercial de Rusia como castigo por haber invadido Ucrania y que, como consecuencia, prohibirá div...

El presidente Joe Biden anunció el viernes que Estados Unidos degradará sustancialmente el estatus comercial de Rusia como castigo por haber invadido Ucrania y que, como consecuencia, prohibirá diversas importaciones procedentes de Rusia, como mariscos, bebidas alcohólicas y diamantes.

El giro comercial de gran alcance, que revoca el estatus de nación más favorecida para Rusia, se adoptó en coordinación con la Unión Europea y los países del Grupo de los Siete.

El mundo libre se está uniendo para hacer frente a Putin, declaró Biden desde el Salón Roosevelt de la Casa Blanca.

Añadió también que Estados Unidos y otros países estaban añadiendo nuevos nombres a una lista de oligarcas rusos que son objeto de sanciones. Dijo además que estaban cortando el flujo a Rusia de productos estadounidenses de alta gama, como relojes, coches y ropa de lujo. Estamos prohibiendo la exportación de productos de lujo a Rusia, anunció.

Biden advirtió que habría más represalias si Rusia ataca a Ucrania con armas químicas, una posibilidad sobre la que los funcionarios del gobierno de Biden han hablado en los últimos días. Rusia pagaría un alto precio si usara armas químicas, declaró el presidente estadounidense.

Despojar a Rusia del estatus de nación más favorecida le permitiría a Estados Unidos y sus aliados imponer mayores aranceles a sus importaciones procedentes de Rusia, intensificando el aislamiento de la economía rusa en represalia por la invasión.

Los cambios de Biden sobre el estatus comercial de Rusia se producen cuando la presión bipartidista ha ido aumentando en Washington para revocar lo que se conoce formalmente como relaciones comerciales normales permanentes con Rusia.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, ha exhortado a Estados Unidos y sus aliados para que tomaran medidas más enérgicas contra Rusia en declaraciones al Congreso durante el fin de semana. Días antes, Biden ordenó prohibir la importación de productos de petróleo y gas rusos.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, dijo que los legisladores aprobarían una iniciativa de ley para formalizar la degradación comercial.

La guerra premeditada y no provocada de Putin es un ataque contra el pueblo ucraniano y un ataque contra la democracia, y en la Cámara nos mantenemos firmes en nuestro compromiso de hacer equipo con el presidente Biden y nuestros aliados para aplicar un castigo rápido y severo en apoyo al pueblo ucraniano, afirmó.

Los nuevos pasos anunciados el viernes son las sanciones más recientes que buscan paralizar la economía rusa y representan una señal de que Estados Unidos y sus aliados seguirán utilizando su peso financiero para tomar represalias contra el presidente ruso, Vladimir Putin.

Las otras medidas incluyen la congelación de los activos del banco central ruso, la imposición de límites a las exportaciones rusas y sanciones contra los oligarcas rusos y sus familias.

Estas herramientas financieras han llevado al rublo ruso a perder el 76% de su valor frente al dólar estadounidense durante el último mes, lo que ha provocado una inflación destructiva que podría erosionar la capacidad de Putin para librar una guerra prolongada en Ucrania.

El estatus de nación más favorecida ha sido un punto fundamental en el comercio mundial, asegurando que los países dentro de la Organización Mundial del Comercio reciban un trato similar. Algunos países de la OMC tienen privilegios especiales debido a su condición de economías en desarrollo. Rusia se uniría a las filas de Cuba y Corea del Norte al no tener el estatus de nación más favorecida de parte de Washington.

La revocación tiene mayormente un peso simbólico. Sanciones anteriores de Estados Unidos contra las importaciones de petróleo, gas y carbón rusos cortaron alrededor del 60% de las importaciones estadounidenses del país y las nuevas prohibiciones a la importación anunciadas el viernes suman apenas unos 1.000 millones de dólares en ingresos, según cifras de la Casa Blanca.

Rusia suministró menos del 1% de las importaciones estadounidenses de vodka en diciembre, según el Consejo de Bebidas Alcohólicas de Estados Unidos, y menos del 2% de las importaciones de Estados Unidos de pescado y marisco por volumen, según estadísticas federales.

Putin ha indicado que Rusia podrá salir adelante a pesar de las sanciones occidentales. El presidente ruso citó específicamente a la antigua Unión Soviética como prueba del valor de la nación, aunque ese estado comunista se derrumbó en 1991.

La Unión Soviética vivió todo el tiempo bajo las condiciones de las sanciones; se desarrolló y logró éxitos colosales, dijo Putin, según un texto del Kremlin de una reunión del viernes.