España: Defensor del pueblo investigará abusos del clero

Los parlamentarios españoles encargaron al defensor del pueblo la investigación oficial de los abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia Católica.

Los parlamentarios españoles encargaron al defensor del pueblo la investigación oficial de los abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia Católica.

Todos los legisladores, a excepción de miembros del partido ultraderechista que tiene 15% de los escaños en la cámara baja, respaldaron el jueves la propuesta de los socialistas y un partido nacionalista vasco.

Una propuesta separada por tres partidos izquierdistas, incluyendo Unidos, el miembro menor de la coalición de gobierno, para iniciar una comisión investigadora parlamentaria fue rechazada esta semana al lograrse un consenso en favor de la idea de mantener la pesquisa separada de la esfera política.

Los tres partidos terminaron respaldando dejar la investigación en manos del defensor íngel Gabilondo porque dijeron que eso garantizaba que la Iglesia sería responsabilizada.

La votación del jueves fue crucial en medio de un aumento de los desgarradores recuentos de abusos y una admisión del problema por algunas órdenes católicas y obispos.

La Conferencia Episcopal, que durante años rechazó ser investigada, anunció el mes pasado que encargaría a un bufete legal privado una auditoría de un año sobre abusos sexuales presentes y pasados. La pesquisa tiene como objetivo examinar abusos por el clero, maestros y otros asociados con la Iglesia.

El mayor diario español, El País, ha compilado documentos sobre más de 600 casos de abusos de más de 1.200 víctimas, aunque se piensa que la cifra real es mucho mayor.

Gabilondo, de 72 años, fue nombrado jefe de la oficina del defensor del pueblo en noviembre tras un acuerdo entre la coalición centroizquierdista de gobierno y el principal partido conservador de la oposición.

Profesor de filosofía y ex miembro de una hermandad católica, Abilondo fue ministro de educación del 2009 al 2011 durante un gobierno socialista.

En un tuit, el presidente del gobierno Pedro Sánchez dijo que la investigación es un primer paso para tratar de reparar el dolor de las víctimas, que no habían sido escuchadas hasta ahora.