Protestan por iniciativas que afectan a indígenas en Brasil

Miles de brasileños se reunieron el miércoles afuera del Congreso en la capital, Brasilia, para protestar contra un conjunto de proyectos de ley que según ellos amenaza la selva amazónica al promo...

Miles de brasileños se reunieron el miércoles afuera del Congreso en la capital, Brasilia, para protestar contra un conjunto de proyectos de ley que según ellos amenaza la selva amazónica al promover la deforestación y la actividad industrial en tierras indígenas protegidas.

El acto, encabezado por el músico brasileño Caetano Veloso, reunió a varios artistas famosos y a más de 200 organizaciones sin fines de lucro. En tanto, en el interior de la Cámara Baja del Congreso, los legisladores comenzaron a debatir una propuesta que podría autorizar actividades mineras en territorio indígena.

La iniciativa se ha prolongado en el Congreso desde que el presidente derechista Jair Bolsonaro la presentó en 2020. Pero la guerra en Ucrania pone en peligro el crucial abastecimiento de fertilizantes de Rusia para las gigantescas tierras agrícolas de Brasil, y apremió al gobierno de Bolsonaro a impulsar una votación de emergencia.

El proyecto de ley tiene amplio apoyo entre los aliados de Bolsonaro y los influyentes cabilderos agrícolas en el Congreso. De aprobarse, será remitido al Senado.

No vamos a aceptar (la extracción de) potasio en tierras indígenas ni a pagar las facturas de los que se están matando. ¡Basta de sangre indígena!, dijo ante la multitud Sí´nia Guajajara, integrante de una tribu y coordinadora ejecutiva de la Asociación de Pueblos Indígenas de Brasil.

Durante la tarde, ambientalistas y activistas políticos, así como dirigentes indígenas subieron al escenario para arremeter contra las iniciativas, a las que se refirieron como el paquete de la destrucción. Artistas brasileños como Seu Jorge y el rapero Emicidia tenían previsto actuar antes de Veloso.

Ana Paula Vargas, directora del programa en Brasil de la organización sin fines de lucro Amazon Watch, dijo que el gobierno de Bolsonaro ha intentado en forma incesante restringir los derechos de los pueblos indígenas.

Ni siquiera han intentado ocultar su estrategia, dijo Vargas. Desde el principio, el gobierno de Bolsonaro ha dejado en claro su agenda antiambientalista.

Activistas y artistas denunciaron durante el evento que hay otras medidas que reducirían las restricciones ambientales a los proyectos de infraestructura en tierras protegidas; regularizarían la ocupación ilegal de tierras públicas mediante la invasión y la deforestación; y podrían despojar a las reservas indígenas de su estatus de zonas protegidas.

Otra propuesta de ley atenuaría las restricciones al uso de ciertos pesticidas en la nación más grande de América Latina, marginando a los organismos gubernamentales responsables de evaluar las repercusiones ambientales y de salud derivadas del proceso de licencias, dijeron los organizadores del evento en un comunicado.

En una audiencia ante el presidente del Senado, Rodrigo Pacheco, Veloso recordó a los legisladores los recientes desastres ambientales que algunos expertos han atribuido al cambio climático: los deslaves en el estado Río de Janeiro en los que murieron más de 200 personas y las inundaciones en los estados de Bahía y Minas Gerais.

Ninguna de estas imágenes corresponden al futuro distante, señor presidente, están ocurriendo ahora, dijo Veloso. El Senado tiene la competencia y la responsabilidad de impedir cambios legislativos irreversibles que, al ceder a intereses locales, infligen una inmensa carga a la sociedad y ponen en peligro el futuro del país.