Complejo escenario espera a próximo presidente chileno

Boric compitió por la presidencia en representación de Apruebo Dignidad, un bloque formado por el Partido Comunista y el FA. La mayoría de los miembros de este último grupo carece de experiencia d...

Boric compitió por la presidencia en representación de Apruebo Dignidad, un bloque formado por el Partido Comunista y el FA. La mayoría de los miembros de este último grupo carece de experiencia de gobierno.

Su coalición electoral será minoría en el Congreso, con 37 de los 155 diputados y cinco de los 50 senadores, lo que lo obligó a nombrar a varios ministros y viceministros de la centroizquierda para obtener su apoyo en el Congreso. Sin embargo, aún le faltan tres votos para lograr la mayoría simple. Lo anterior obligará a Boric a moderar y priorizar sus propuestas en el parlamento, dijo Mella.

Una Convención Constituyente, nacida tras un plebiscito que siguió a un estallido social en octubre de 2019, escribe una Carta Magna destinada a reemplazar a la impuesta en 1980 por la dictadura militar (1973-1990) y cuenta con todo el respaldo del futuro mandatario hacia los convencionales izquierdistas que dominan el órgano. Entre las propuestas, que parece contar con una mayoría entre los constituyentes, figura una que busca eliminar el Senado. Si ello no ocurre y sigue vigente por ocho años más, podría ser que (Boric) no pudiera lograr sus objetivos de aprobar múltiples proyectos de ley, opinó Valdés. El proyecto de Constitución debe plebiscitarse durante el segundo semestre y su aprobación es vista por muchos como una medición a su gobierno.

La prioridad de Boric será buscar la aprobación de una reforma tributaria para recaudar cinco puntos del PIB durante los cuatro años de su gobierno. Si fracasa, no podrá financiar la mayoría de sus propuestas, que incluyen derechos sociales universales, una reforma estructural para hacer un sistema de salud igualitario, crear 500.000 puestos de trabajo femeninos, subir las pensiones y una jornada de 40 horas semanales.

Chile recuperó la actividad económica previa a la pandemia y en 2021 creció un 12% empujado por un consumo desbocado por la gran liquidez productos de tres retiros de fondos de pensiones por 50.000 millones de dólares, mientras para este año crecería en torno a un 1,5% y entre cero y un 1% en 2023.

La inflación acumulada en 2021 llegó al 7,2%, la mayor en 14 años. Enero último registró un alza de 1,2%, con un acumulado de 7,7% en 12 meses.

Claramente va a ser un gobierno que va a funcionar con una fuerte presión (y) no va a tener tiempo de una luna de miel, como históricamente se da en el caso de Chile, cuando la opinión pública es más condescendiente durante los primeros meses de gobierno, sentenció Mella.