Grabación parece incriminar a fiscal general de México

no le dieron cuidados médicos adecuados.

no le dieron cuidados médicos adecuados.

Debido a su avanzada edad, la esposa no está en prisión, pero su hija, Alejandra Cuevas, de 69 años, ha estado en prisión por más de un año, esperando juicio por cargos de homicidio por omisión.

A una pregunta sobre las grabaciones por The Associated Press, el hijo de Cuevas, Alonso Castillo, dijo que muestran las violaciones sistemáticas por la oficina de Gertz Manero.

Te digo que hay un sinnúmero de delitos, dijo Castillo. Uno de los más graves es que el proyecto se lo haya mandado la Corte al Fiscal General de la República. Ese es un delito porque son confidenciales y únicamente los ministros tienen acceso.

Entonces, tráfico de influencias, abuso de poder. Es decir, las implicaciones de estos audios son tremendas", subrayó.

La mayoría de los fiscales generales en el mundo se habrían visto obligados a recusarse de una causa en la que tienen intereses personales tan obvios. Gertz Manero aseguró que su oficina condujo el caso como cualquier otro, a distancia, algo que las grabaciones claramente contradicen.

La familia política del fiscal ha pasado años apelando el caso, que eventualmente llegó a la Suprema Corte de Justicia, donde será debatido públicamente el 14 de marzo. La ley mexicana requiere que la defensa y la fiscalía reciban mismo acceso a esos documentos, algo que al parecer no sucedió, si las grabaciones son auténticas.

Aún peor, las grabaciones indicarían que Gertz Manero o su personal había discutido el fallo personalmente con miembros de la Suprema Corte.

Gertz Manero ha sido acusado previamente de abusar de su cargo.

Ha estado tratando de encerrar a 31 académicos en una prisión de máxima seguridad porque, dice, recibieron inapropiadamente alrededor de 2,5 millones de dólares en fondos gubernamentales para la ciencia hace años. Las leyes de entonces permitían ese financiamiento y los investigadores sostienen que los fondos en cuestión no fueron malversados.

La junta académica involucrada previamente había recomendado no aprobar la petición de Gertz Manero de un reconocimiento formal como académico importante.

A un punto, Gertz Manero amenazó con presentar cargos contra fiscales estadounidenses por su investigación del exsecretario de Defensa mexicano en un caso de narcotráfico. La oficina de Gertz Manero exoneró rápidamente al exfuncionario tras una pesquisa sumaria.

Hasta ahora, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha respaldado a Gertz Manero, a quien no puede despedir directamente. Eso requeriría un proceso del Congreso. Pero los críticos afirman que las acciones del fiscal general contradicen la promesa clave del presidente de combatir la corrupción gubernamental.