Rusia reporta tregua en 2 regiones para evacuaciones civiles

El ejército de Rusia observaba un alto el fuego en dos zonas de Ucrania para permitir la evacuación de civiles, según reportaron medios estatales rusos el sábado. Es la primera iniciativa que faci...

El ejército de Rusia observaba un alto el fuego en dos zonas de Ucrania para permitir la evacuación de civiles, según reportaron medios estatales rusos el sábado. Es la primera iniciativa que facilita que la población escape de la guerra.

El Ministerio de Defensa explicó en un comunicado que acordó con las fuerzas ucranianas rutas de evacuación para la salida de civiles de la estratégica ciudad portuaria de Mariupol, en el sureste de Ucrania, y de la localidad oriental de Volnovakha a partir de las 10:00 de la mañana, hora de Moscú (0800 GMT). La vaga declaración no dijo cuánto tiempo permanecerán abiertas estas rutas.

Un alto funcionario de Mariupol afirmó que la tregua durará hasta las 16:00 horas (1400 GMT) y que las evacuaciones comenzarán a las 11:00 (0900 GMT.) Pavlo Kirilenko, jefe de la administración civil-militar de Donetsk, donde se incluye Mariupol, apuntó que el pasillo humanitario irá desde la ciudad a Zaporizhzhia.

El jefe del Consejo de Seguridad de Ucrania, Oleksiy Danilov, había pedido al Kremlin la creación de pasillos humanitarios para que los niños, mujeres y ancianos pudiesen huir de los combates, y calificó la iniciativa de prioridad número uno.

Mientras las fuerzas rusas atacaban localizaciones estratégicas, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, censuró las reticencias de la OTAN a imponer una zona de exclusión área sobre el país y advirtió que todas las personas que mueran a partir de este día, morirán también por su culpa".

La alianza ha señalado que una zona de exclusión aérea podría derivar en una guerra generalizada en Europa con una Rusia con armas nucleares. Pero el conflicto ya ha sobrepasado las fronteras ucranias: Estados Unidos y otros miembros de la OTAN han enviado armas a Kiev y más de un millón de refugiados se reparten ya por el continente.

Rusia continúa reprimiendo la cobertura que los medios independientes hacen de la guerra y bloquear Facebook y Twitter. Varios medios anunciaron el viernes que dejarán de trabajar en el país.

En una advertencia de la crisis que está por venir, el Programa Mundial de Alimento de Naciones Unidas dijo que millones de personas dentro de Ucrania, un importante proveedor mundial de trigo, necesitarán ayuda alimentaria de inmediato.

Está previsto que Zelenskyy informe el sábado de la situación a los senadores estadounidenses por videoconferencia, mientras el Congreso estudia un pedido de 10.000 millones de dólares en fondos de emergencia para ayuda humanitaria y necesidades de seguridad.

El mandatario volvió a pedir ayuda en un mensaje en video dirigido a quienes se manifiestan en contra de la guerra en varias ciudades europeas. Si nosotros caemos, ustedes caerán, afirmó.

El Consejo de Seguridad de la ONU programó una reunión abierta el lunes para abordar el empeoramiento de la situación humanitaria en el país. Naciones Unidas estima que 12 millones de personas en Ucrania, y otros 4 que huirán a países vecinos, necesitarán asistencia en los próximos meses.

Las fuerzas rusas no lograron avances significativos el viernes en su intento por cortar el acceso de Ucrania al mar Negro y el mar de Azov, lo que supondría un severo golpe económico. Tampoco hubo cambios en el norte y en el este, donde las tropas rusas se han topado con una férrea resistencia local.

Mientras la vasta columna de blindados rusos que amenaza la capital ucraniana seguía estancada a las afueras de Kiev, el ejército de Putin lanzó cientos de misiles y ataques de artillería sobre ciudades y otros objetivos en todo el país.

Oleksiy Arestovich, asesor presidencial ucraniano, señaló que los combates con ataques aéreos y de artillería continuaban al noroeste de Kiev, y que las ciudades nororientales de Járkiv y Okhtyrka fueron objeto de un fuego intenso.

Más de 840 niños han resultado heridos en la guerra y 28 fallecieron, de acuerdo con el gobierno ucraniano. Por el momento se ha confirmado la muerte de 331 civiles aunque la cifra real podría ser mucho más alta, dijo la oficina de derechos humanos de la ONU

La estación central de tren de Kiev seguía atestada de gente desesperada por salir de la capital. La gente solo quiere vivir, afirmó Ksenia.