China reduce objetivo de crecimiento económico al 5,5%

China redujo el sábado su objetivo anual de crecimiento económico a su nivel más bajo en décadas mientras Beijing trata de revertir una desaceleración en un momento en que la guerra de Rusia cont...

China redujo el sábado su objetivo anual de crecimiento económico a su nivel más bajo en décadas mientras Beijing trata de revertir una desaceleración en un momento en que la guerra de Rusia contra Ucrania incrementa el precio del petróleo y sacude la economía global.

El gobernante Partido Comunista aspira a un crecimiento de "alrededor del 5,5% este año, por debajo de la expansión del 8,1% del año pasado, dijo el primer ministro, Li Keqiang, en un informe en la reunión anual de su congreso oficial. Destacó que los precios de las materias primas se están incrementando, pero no mencionó el motivo: la ofensiva militar de un amigo de Beijing, el presidente ruso Vladimir Putin.

Conseguir este objetivo requerirá arduos esfuerzos", afirmó Li durante su intervención de 55 minutos en la apertura de la Asamblea Popular Nacional en el Gran Salón del Pueblo, en el centro de Beijing.

El creciente costo de la energía debido a la guerra se sumará a la presión de los controles contra el coronavirus y a la persecución de la deuda en el vasto sector inmobiliario chino, que hizo que el crecimiento económico cayese un 4% interanual en el último trimestre de 2021. La previsión de crecimiento para este año del Fondo Monetario Internacional y de analistas del sector privado es de apenas el 4,3%.

La producción se ha visto alterada por la política de tolerancia cero contra el COVID-19, que en ocasiones ha cortado el acceso a grandes ciudades, además de por la débil demanda de exportaciones chinas y la escasez de energía y chips procesadores. El primer ministro no indicó si Beijing relajará su estrategia contra el virus, que ha ayudado a mantener una cifra de contagios baja pero a un costo cada vez más grande.

El gobierno del presidente Xi Jinping ha tratado de distanciarse de la guerra de Putin con llamados al diálogo, pero se ha negado a criticar la ofensiva. Beijing ha denunciado las sanciones a Moscú y dice que Washington es el culpable del conflicto.

Li reconoció indirectamente el impacto de la guerra en el precio del petróleo, el trigo y otras materias primas al apuntar que "siguen siendo elevados y propensos a la fluctuación, pero no dio indicaciones del motivo.

Todo esto está haciendo nuestro entorno exterior sea cada vez más volátil, grave e incierto", afirmó.

El partido gobernante está tratando de reconducir la segunda mayor economía del mundo hacia un crecimiento más lento y autosuficiente basado en el gasto del consumidor en lugar de en el comercio y la inversión, pero se alarmó por la abrupta desaceleración del año pasado. El revés estuvo provocado por los controles más estrictos de los préstamos a promotores inmobiliarios, que causaron el desplome de la construcción y ventas de viviendas.

Debemos hacer de la estabilidad económica nuestra máxima prioridad", dijo Li, agregando que debe ocupar una posición aún más destacada.

El mandatario prometió garantizar la seguridad alimentaria y energética con un suministro adecuado de grano y energía eléctrica. Añadió que Beijing aumentará la exploración en busca de petróleo, gas y minerales y mejorará su sistema de reservas de materias primas esenciales.

Todos los delegados que asistieron a la primera sesión de la Asamblea llevaban mascarilla. La pandemia volvió a reducir la duración del evento a una semana frente a las dos habituales.

También el sábado, el gobierno anunció un incremento del 7,1% en su presupuesto militar, superando el del 6,8% del año pasado. China destina la segunda mayor partida presupuestaria del mundo a su Ejército, por detrás de Estados Unidos, y está invirtiendo en misiles de largo alcance y con capacidad nucleares, entre otras armas, para aumentar su poder más allá de sus costas.

Li reafirmó la insistencia del Partido Comunista en que Hong Kong debe estar gobernado por patriotas", un elemento clave en la campaña para sofocar el activismo prodemocracia en la antigua colonia británica.

El primer ministro no indicó cambios en la postura hacia Taiwán, la isla democrática que Beijing reclama como parte de su territorio y que ha amenazado con invadir. Se separaron en 1949 tras una guerra civil, pero mantienen lazos comerciales y de inversión multimillonarios.

___

Henry Hou contribuyó a este despacho.