Mexicanos y ecuatorianos regresan a sus países desde Ucrania

Entre aplausos, varias decenas de mexicanos, ucranianos y ecuatorianos, entre otros, celebraron el viernes su llegada a México tras un largo periplo luego de escapar de Ucrania. También arribó a Qu...

Entre aplausos, varias decenas de mexicanos, ucranianos y ecuatorianos, entre otros, celebraron el viernes su llegada a México tras un largo periplo luego de escapar de Ucrania. También arribó a Quito el primer grupo de 248 ecuatorianos que logró huir de la guerra, mientras un segundo avión está en Europa para traer a otros cientos que se encuentran principalmente en Polonia.

Pasada la una de la mañana llegó al aeropuerto internacional de la Ciudad de México el vuelo de la fuerza aérea mexicana enviado el domingo a Rumania para buscar a los mexicanos y sus familias que salieron de Ucrania tras la escalada del conflicto bélico.

En el vuelo venían 81 evacuados de los cuales 44 eran mexicanos, 28 ucranianos, siete ecuatorianos, un peruano y un australiano, además de una perra llamada Ramona que se convirtió en la mascota del grupo. Tanto los ucranianos como el australiano son familiares de los mexicanos, mientras que los ecuatorianos y el peruano vinieron en el vuelo como parte de una decisión de México de cooperar con algunos países latinoamericanos para evacuar a sus nacionales.

Para muchos la pesadilla que vivieron ante la invasión de las fuerzas rusas a Ucrania aún sigue latente, pero ahora intentarán retomar sus vidas en México.

Cuando comenzamos a escuchar que los tanques y vehículos rusos venían aquí (Kiev), decidimos que teníamos que huir de la ciudad lo antes posible, dijo la mexicana Ivette Lozano al hablar de las últimas horas que pasó en el país que fue su hogar por varios años.

Mientras sostenía entre sus brazos a su mascota Lozano expresó para mí dejarla no era una opción. Ella es mi familia.

Invadida por sentimientos encontrados la mexicana Alba Becerra confesó que se sentía aliviada de retornar a su país natal, pero su corazón estaba en Ucrania, donde dejó al padre de su hijo. Tenemos sentimientos encontrados, e incluso nos sentimos un poco culpables de que estamos bien cuando sabemos que nuestros familiares están en un búnker en este momento. El padre de mi hijo está en un sótano, los padres de mi nuera también están en un búnker, todos en Ucrania, expresó Becerra.

Estamos la verdad muy contentos de que hayan llegado con bien, dijo el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, durante la conferencia presidencial matutina al dar la bienvenida a los evacuados.

Ebrard aprovechó para ratificar la postura de México de condena enérgica a la invasión de Ucrania y descartó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador vaya a imponer sanciones unilaterales a Rusia.

El canciller sostuvo que México sólo apoyaría las sanciones multilaterales que apruebe el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que preside actualmente el país latinoamericano.

A la pregunta de un periodista sobre si México enviará armas a Ucrania, López Obrador dijo que eso no está planteado. Algunos medios locales difundieron informaciones sobre una supuesta petición que realizaron congresistas ucranianos a México para el envío de armas ese país.

Sobre las operaciones de las delegaciones diplomáticas mexicanas en la zona de conflicto, Ebrard informó que seguirán desde la frontera porque Kiev tiene cada vez condiciones más difíciles.

En tanto, 248 ecuatorianos arribaron el viernes a Quito de los 748 que lograron salir a países limítrofes de Ucrania tras la invasión rusa.

Uno de los viajeros, Mateo Muela, expresó que me han salido lágrimas desde que salimos de Hungría, nos duele dejar todo atrás, pero bueno, aquí nos sentimos tranquilos al saber que nuestros padres están en paz, que ya no sufren. Allá se quedó todo lo que teníamos, no sabemos lo que podrá pasar ni cuándo podremos volver.

Entre los repatriados hay al menos 96 que pidieron ser evacuados juntos sus mascotas.

Aunque el vuelo tenía capacidad para 350 pasajeros, finalmente fue ocupado por 248. El canciller Juan Carlos Holguín explicó que tuvimos que tomar esta dura decisión debido a un cambio operacional, debido a que decidimos evacuar primero a los ciudadanos que estaban en Eslovaquia y en Hungría.

Otro de los jóvenes, Bernardo Carrera, aseveró que tuve que caminar ocho horas hasta la frontera, estuve durmiendo tres días en un refugio temporal... luego pasamos la frontera por otro lado. Esperamos que cancillería cumpla para que pueda venir mi hermana junto con mi perrita.

La mayor parte de los ecuatorianos que estaban en territorio ucraniano eran estudiantes.

Se estima que en Ucrania quedan alrededor de 100 ecuatorianos que debido a los ataques militares no han logrado abandonar ese país.

””””-

El periodista de AP Gonzalo Solano contribuyó en esta nota desde Quito.