Acusado de crimen de Moí¯se obtiene más tiempo para defensa

Un exsoldado colombiano señalado como uno de los principales sospechosos del asesinato del presidente haitiano Jovenel Moí¯se obtuvo el viernes una nueva extensión de un mes para preparar su defen...

Un exsoldado colombiano señalado como uno de los principales sospechosos del asesinato del presidente haitiano Jovenel Moí¯se obtuvo el viernes una nueva extensión de un mes para preparar su defensa.

Mario Antonio Palacios Palacios se presentó ante la jueza federal Lauren Louis en una audiencia que había sido agendada para que escuchara formalmente las acusaciones que enfrenta y se declarara inocente o culpable. Su abogado, sin embargo, aprovechó la oportunidad para volver a pedir más tiempo.

Señor Palacios, acepto su pedido, le dijo la jueza Louis y fijó una nueva audiencia para el 4 de abril.

Se trata de la segunda extensión que le conceden a Palacios desde que llegó a Estados Unidos a comienzos de enero para enfrentar acusaciones de asociación ilícita para cometer un homicidio o secuestro fuera de Estados Unidos y proporcionar apoyo material que resultó en una muerte.

La extensión le da más tiempo a la defensa de Palacios para preparar su caso y revisar las acusaciones. También le dará más tiempo a los fiscales para que muestren evidencias que sustenten los cargos y podría permitirle a ambas partes llegar a un acuerdo. El abogado Alfredo Izaguirre, sin embargo, dijo el viernes a The Associated Press que al menos por ahora descarta esa opción porque su cliente planea declararse inocente e ir a un juicio por jurado.

Es común que los acusados pacten con los fiscales para colaborar en investigaciones a cambio de condenas más leves. Si Palacios fuera declarado culpable se enfrentaría a una eventual condena a cadena perpetua.

Este es un caso muy importante y necesito revisar todo, expresó Izaguirre a un puñado de periodistas al término de la audiencia. Es un caso muy grave y lleva mucho trabajo, dijo tras aclarar que necesitaría más de 30 días para revisar documentos, declaraciones de testigos y evidencias.

El abogado no descartó viajar en algún momento a Haití para hablar con otros exsoldados colombianos detenidos allí, o incluso a Colombia.

Moí¯se fue asesinado el 7 de julio en su residencia privada en Puerto Príncipe. Más de 40 personas han sido arrestadas en Haití, entre ellas varios policías de la nación caribeña, un exsenador haitiano y 18 exsoldados colombianos. El gobierno de Colombia ha dicho que gran parte de ellos fueron engañados y que no sabían que iban a participar en un asesinato.

En la breve audiencia del viernes Palacios, de 43 años, se paró en un podio junto a su abogado. Lucía serio y vestía uniforme de preso de color beige. Su rostro estaba parcialmente cubierto con una máscara y llevaba esposas en sus muñecas y grilletes en sus tobillos además de auriculares para escuchar la traducción de la audiencia del inglés al español. Sólo se limitó a responder un par de veces a la jueza que sí entendía lo que estaba pasando.

El colombiano es uno de los dos acusados en Estados Unidos con relación al asesinato del presidente haitiano. El otro es el empresario haitiano-chileno Rodolphe Jaar, quien enfrenta los mismos cargos y de acuerdo con los fiscales estadounidenses habría ayudado a un grupo de colombianos a obtener armas para concretar el crimen.

El Departamento de Justicia ha dicho que ambos accedieron a ser trasladados a este país para enfrentar los cargos. Ambos están detenidos en la prisión federal del centro de la ciudad.

De acuerdo con las acusaciones que aparecen en el expediente judicial en línea, Palacios habló de manera voluntaria con las autoridades estadounidenses en octubre en Jamaica mientras permanecía escondido. Allí les contó que fue contratado para viajar a Haití, brindar seguridad y participar en una supuesta operación para arrestar al presidente.

El plan inicial era que los conspiradores usaran sudaderas negras, capturaran a Moí¯se en el aeropuerto en junio y se lo llevaran en un avión, de acuerdo con las acusaciones. Palacios dijo también que otros conspiradores, a los que no identificó, le contaron el plan de asesinar a Moí¯se un día antes de matarlo.

El colombiano, que fue miembro de las fuerzas armadas colombianos durante 20 años, fue arrestado en Jamaica en octubre. Haití emitió en ese momento una notificación roja de Interpol contra Palacios por los cargos de intento de asesinato, robo a mano armada y asociación delictiva. Jamaica confirmó a comienzos de enero la deportación de Palacios a Colombia, debido a que había sido detenido por ingresar ilegalmente al país y porque, además, no existe un tratado de extradición entre Jamaica y Haití.

El 3 de enero, cuando se esperaba que llegara a Colombia, fue detenido en una escala que hizo en Panamá y trasladado a Estados Unidos.