Proponen cambios a la ley de aborto de California

Un proyecto de ley anunciado el jueves en la Asamblea Legislativa de California permitirá que ciertos enfermeros facultativos realicen abortos sin la supervisión de un médico, parte de un plan para...

Un proyecto de ley anunciado el jueves en la Asamblea Legislativa de California permitirá que ciertos enfermeros facultativos realicen abortos sin la supervisión de un médico, parte de un plan para preparar una potencial afluencia de pacientes provenientes de otros estados en caso de que la Corte Suprema de Estados Unidos permita que las autoridades estatales prohíban o restrinjan considerablemente el procedimiento.

La líder del Senado estatal, Toni Atkins, una demócrata de San Diego, dijo que la meta es aumentar el número de trabajadores del sector salud en California que puedan realizar abortos antes de un posible fallo de la Corte Suprema este verano.

Al tiempo que estados como Texas y otros empiezan a restringir aún más los abortos, solo tiene sentido que las mujeres vayan a encontrar otros lugares a los cuales acudir. California será uno de esos estados, señaló.

Los enfermeros facultativos no son médicos, pero cuentan con estudios adicionales y pueden proveer varios tratamientos. En 2013, California aprobó una ley que permite que los enfermeros facultativos, parteras certificadas y asistentes médicos realicen abortos durante el primer trimestre del embarazo, pero solo si cuentan con capacitación especial y lo hacen bajo la supervisión de un médico.

De ser aprobado, el proyecto de ley de Atkins modificará la ley al permitir que enfermeros facultativos con la capacitación requerida realicen abortos en el primer trimestre de embarazo sin supervisión de un médico. California cuenta con aproximadamente 30.000 enfermeros facultativos. Pero se desconoce cuántos más de ellos podrían practicar abortos en caso de que esta propuesta se haga ley.

La Corte Suprema de Estados Unidos ahora cuenta con una mayoría conservadora luego que el entonces presidente Donald Trump hizo tres nombramientos durante su periodo en el cargo. Muchos estados gobernados por conservadores respondieron al aprobar nuevas restricciones al aborto con la esperanza de que la corte las ratificara.

Texas tiene una ley que prohíbe casi toda interrupción del embarazo, pero solo es ejecutable en demandas civiles. Grupos proaborto han presentado demandas para bloquear esa ley, pero la Corte Suprema de Estados Unidos ha permitido que la ley siga en vigor hasta que el caso sea resuelto.